¿Cómo funciona el aval?

Por decirlo de una forma sencilla funciona como un seguro, es decir, responde por la persona a la que avala, por lo tanto, en caso de que esta no pague, el avalista (EVO) deberá hacerse cargo de las obligaciones contraídas hasta el importe del Aval.