ASÍ ES TU NUEVA TARJETA DE CRÉDITO

Te lo explicamos con este vídeo:

Tú la ves igual, pero la verdad es que ha dado un buen cambio sin que te des cuenta. De hecho ya no es solo una tarjeta. Ahora son dos: una de débito y otra de crédito. Y puedes pagar tus compras cuando mejor te venga. Muy fácil. Con tu tarjeta blanca ahora tienes estas opciones:

  • Pago en el día. Como si fuera una tarjeta de débito. Las compras se cargan en tu cuenta al final del día.
  • Pago a fin de mes. Como una tarjeta de crédito, pero sin pagar más. Todas tus compras se cargan el día 5 del mes siguiente. Sin que te cueste absolutamente nada.
  • Pago aplazado. Puedes pagar a plazos y decidir si quieres una cantidad fija al mes, o un porcentaje del importe.

Y además, puedes seleccionar cada compra en la app, y pagarla como prefieras:

  • En el momento.
  • Aplazar los pagos hasta 18 meses sin comisiones, con el interés vigente. En cada compra podrás ver los plazos disponibles.

De esta forma puedes tener, por ejemplo, la forma de pago a fin de mes, pero además decidir pagar una compra en el momento, y luego financiar otra a plazos.

Y si quieres volver a cambiar la forma de pago habitual de tu tarjeta, o controlar tus gastos, no tienes ningún problema. Cualquier cambio se puede hacer fácilmente con tu Banca Móvil desde cualquier lugar.