¿Por qué debería contratar la cobertura de contenido con mi seguro de hogar?

La cobertura de contenido te protege tanto de los daños que puedan sufrir los bienes como de los daños que pudieran provocar los mismos sobre tu vivienda y, lo que es más importante, la vivienda de un tercero, por eso es importante que al contratar tu seguro de hogar revises de qué te protege.

Pongamos dos ejemplos que expresan la importancia de la cobertura de contenido:

  • Supongamos que debido a una la avería en la lavadora, se ve afectado nuestro vecino de abajo o una de las dependencias de las zonas comunes de la comunidad, y como eres el responsable de dichos daños te reclama su reparación. Al tratarse de daños provocados por un bien que forma parte del contenido el seguro de Hogar puede no tener la obligación de responder sobre los mismos, salvo que se haya contratado la cobertura de contenido
  • Supongamos ahora que como consecuencia de un incendio originado en tu casa se queman otras viviendas o dependencias de la comunidad. Si el origen de este siniestro se encuentra en una sobrecarga o cortocircuito en alguno de los aparatos eléctricos que tienes en casa (ordenadores, televisión, cargador del teléfono móvil etc), el seguro del Hogar podría no tener ninguna responsabilidad, salvo que se haya contratado la cobertura de contenido.

Asegurando el contenido, además, puedes contar con el seguro de Hogar para protegerte de los daños que te puedan reclamar como consecuencia de actos realizados por tu cónyuge, hijos e incluso empleados del hogar, por ejemplo rotura de cristales por utilización de pelotas o lesiones y daños provocados por caída de objetos desde ventanas o terrazas.