¿Qué debería saber sobre la TAE?

TAE es un indicador que te permite comparar las mejores hipotecas, ya que no solo incluye el tipo de interés, sino también gastos y comisiones, con lo que al final te será muy útil a la hora de decidir con que oferta bancaria te quedas.

Además de estos factores, tenemos que tener en cuenta que muchos bancos obligan a contratar multitud de productos adicionales al préstamo hipotecario, que pueden encarecer su coste y están incluidos en la TAE.

Al comparar la TAE de las mejores hipotecas, lo que haces es comparar el gasto total del Préstamo Hipotecario. Si quieres, puedes simular tu Hipoteca Inteligente EVO.

Por ello, a la hora de analizar entre los distintos préstamos hipotecarios, fijarse únicamente en el diferencial no representa el coste real de la hipoteca.

Desglose de la TAE:

  • Tipo de interés: Es la parte a pagar extra por disponer del dinero cada mes. El tipo de interés de los préstamos hipotecarios puede ser fijo o variable, lo más habitual, es que el tipo de interés sea variable, motivado por los amplios plazos de amortización a los que se conceden las hipotecas. Está compuesto por dos factores:
    • Índice de referencia: El más habitual es el Euribor. Es el tipo de interés aplicado a las operaciones entre bancos europeos, es decir el porcentaje que paga como tasa un banco cuando otro le presta dinero, pero hay más, en España es común también usar el IRPH.
    • Diferencial: Es una parte fija marcada por la entidad que se suma al índice de referencia.
  • Gastos:

    Tienes que tener en cuenta que para la formalización del Préstamo Hipotecario tendrás que pagar por algunos conceptos y que igualmente quedan recogidos en la TAE, como:

    • Impuestos.
    • Tasación del inmueble.
    • Gastos de notaría.
    • Gastos de gestoría.
    • Registro de la propiedad.
  • Comisiones:

    Las más comunes son: apertura, estudio, novación, compensación por riesgo de tipo de interés, subrogación, cancelación parcial, cancelación total. Pero especial atención a posibles comisiones menos comunes, como la comisión por verificación de la adecuación del seguro de hogar.

    • De apertura y de estudio, que incluirá todos los gastos de concesión y tramitación del Préstamo Hipotecario.
    • De cancelación o desistimiento parcial y total. Por Ley durante los cinco primeros años de vigencia del Préstamo Hipotecario, será como máximo un 0,5%, y a partir del quinto año como máximo el 0,25%.
    • De subrogación o novación: la comisión no podrá superar el 0,1% si el cambio consiste en una modificación del plazo de amortización del Préstamo Hipotecario.
  • Productos:

    La entidad muchas veces usa productos para disminuir el diferencial hipotecario, pero el coste de los mismos tiene que estar reflejado en la TAE. Entre los productos más habituales están:

    • Nómina o Domiciliación de Ingresos: Muchas entidades bancarias exigen la domiciliación de la nómina o recibos, el motivo principal es la captación de fondos. Por ello es bueno estudiar qué remuneración te ofrecen sobre ese dinero en tu cuenta asociada al préstamo hipotecario.
    • Seguro de Hogar: El único seguro que es obligatorio contratar por Ley y tener vigente durante la vida de tu hipoteca, es el seguro de incendios (también conocido como seguro de hogar).
    • Seguro de Vida: El Seguro de Vida actúa como resguardo frente a una posible situación de apremios económicos y el beneficiario recibirá una suma de dinero en caso de fallecimiento, que será entregado al banco como pago de la vivienda. Dando tranquilidad a su familia.
    • Seguro de Protección de Pagos: El titular de un Préstamo Hipotecario puede contratar un seguro de protección de pagos, que garantiza el pago de las cuotas en situaciones imprevistas de pérdida de ingresos, como incapacidad laboral, desempleo, enfermedad...
    • Gasto por Tarjetas: Normalmente se exige un gasto con Tarjeta de Crédito, habrá que tener en cuenta si ese gasto es aplazado o no. Si el gasto debe ser aplazado la entidad obtendrá intereses por el mismo, si no es aplazado la entidad no cobrara al cliente y únicamente obtendrá los gastos de intermediación.

En el caso de los seguros tendremos que tener en cuenta el plazo de pago y la posibilidad de financiarlo en el Préstamo Hipotecario, además de los gastos derivados del mismo.

Lee la historia de la "señorita X" que habla de la TAE en nuestro blog.