fondos de inversión indexados

¿QUÉ SON LOS FONDOS DE INVERSIÓN INDEXADOS?

Cuando se habla de fondos de inversión, el abanico de posibilidades, tanto para inversores principiantes como expertos es realmente amplio. Uno de los más conocidos son los fondos de inversión indexados y es de ellos de quienes queremos hablarte hoy. Sin embargo, antes de empezar no está de más recordar algunos conceptos básicos, sobre todo si eres de esos usuarios que se están iniciando en la materia. Pasar de ahorrador a inversor es muy fácil con la información adecuada y nosotros somos una empresa que cree profundamente en el smart consumer y por ello fomentamos el conocimiento financiero.

Fondos de inversión indexados: situando el concepto en el gran abanico de opciones de inversión

La definición básica de fondo de inversión le considera como un instrumento de ahorro e inversión. En realidad, lo conforma el patrimonio de muchas otras personas que como tú, quieren rentabilizar su dinero. Sin embargo, por el desconocimiento en materia de decisiones de inversión por parte de estos particulares, es una entidad gestora la que toma las decisiones con el objetivo de alcanzar la mejor rentabilidad según la estrategia propuesta al usuario.

Pero como sabrás, tipos de fondos de inversión hay muchos. De hecho, es uno de ellos el que nos ocupa hoy. Los fondos de inversión indexados responden a la definición anterior, aunque con una serie de matices que los hace diferentes a otras tipologías. Entonces ¿qué son los fondos de inversión indexados? Pues en realidad su función es la de replicar el comportamiento de un índice determinado, por ejemplo del IBEX 35 en España o el S&P500 de Estados Unidos. Así, si inviertes tu dinero en uno en el que se tome como referencia el mercado español la gestora habrá de comprar acciones de todas las compañías que forman parte de él y venderlas si alguna de ellas dejara de pertenecer a éste. Al mismo tiempo, tomará las decisiones determinantes para replicar el comportamiento bursátil de esas empresas intentando desviarse lo menos posible.

¿Qué factores debes tener en cuenta al elegir fondos de inversión indexados?

Aunque hay muchos factores que influyen a la hora de elegir buenos fondos de inversión indexados, se podrían resumir en tres las cuestiones fundamentales a analizar: liquidez, comisiones y fiabilidad del índice.

  1. Liquidez y diversificación. Aunque puedes retirar tu dinero de un fondo de inversión indexado cuando lo necesites, es importante considerar la liquidez de este. De hecho, esto se mide en la cantidad de activos que tiene bajo su gestión. Al mismo tiempo, para minimizar los riesgos (aunque sean elevados por la estrategia de inversión) es importante que la cartera del fondo esté diversificada.
  2. Comisiones. Hay que analizar bien cuál es el coste por invertir en un determinado fondo indexado. Generalmente hay que revisar el TER (total expense ratio o ratio de gastos totales) y también la comisión de suscripción.
  3. Fiabilidad del índice. Conocer hasta qué punto los fondos de inversión indexados replican el índice en el que se basan es posible gracias a la métrica tracking error. Cuanto más cerca esté de cero, más fiable es. Aún así, considera que pueden existir ciertas desviaciones siendo igualmente un buen producto.

La ventaja de los fondos indexados frente a los EFTs

Si te tienes claro que tu producto de inversión deben ser los fondos indexados, es probable que también estés considerando los ETFs. Este producto tiene un funcionamiento diferente, ya que sí está cotizado en mercados organizados. Por ende, te permite comprar o vender en cualquier momento del día y suelen tener comisiones más bajas. Sin embargo, son más complejos y se recomiendan solamente a inversores con conocimientos financieros avanzados. Teniendo estos conocimientos ya adquiridos, al comparar los fondos indexados frente a los EFTs hay ventajas de los primeros sobre los segundos. De hecho, fiscalmente son un producto más interesante, ya que solamente abonarás los impuestos correspondientes a tus ganancias una vez vendas tus participaciones. Es decir, si haces traspasos entre fondos indexados no tendrías que abonar inmediatamente ningún impuesto, como sí ocurre en los EFTs.