cambiar hipoteca de banco

¿COMPENSA CAMBIAR HIPOTECA DE BANCO?

Probablemente cuando se habla de préstamos hipotecarios se hace muy pocas veces mención a la normativa que permite cambiar hipoteca de banco. Gracias a ella, los consumidores son más libres a la hora de elegir a la entidad que les ofrece un producto que dura muchos años y que puede tener condiciones más ventajosas que las iniciales. En este artículo analizamos lo que debes saber para conocer si te compensa cambiar tu hipoteca de entidad bancaria.

Cambiar hipoteca de banco: entendiendo el concepto

En términos económico-financieros el hecho de cambiar hipoteca de banco se denomina subrogación hipotecaria. Si nos vamos al diccionario vemos como el término subrogar significa: “sustituir o poner a alguien o algo en lugar de otra persona o cosa”. Así, es una novación que puede consistir en tres cosas:

  1. Cambiar el bien objeto de la hipoteca
  2. Cambiar el titular deudor del contrato inicial de la hipoteca.
  3. Cambiar el titular acreedor (el banco), del contrato inicial de la hipoteca.

Cuando se habla de cambiar hipoteca de banco se hace referencia pues a la tercera opción de las tres posibles en una novación hipotecaria por subrogación.

Los pasos que has de seguir para cambiar hipoteca de banco

Como cualquier otro trámite, hay una serie de pasos a seguir antes de cambiar hipoteca de banco. Recuerda, en todo caso, que tu préstamo hipotecario se tramitó sobre una vivienda determinada y con un documento notarial. Por este motivo no es un procedimiento que se pueda hacer de forma inmediata, sino que tiene un recorrido que explicamos a continuación:

  1. El banco que pretende ofrecer el cambio de hipoteca debe presentar al cliente una oferta. En este caso, para poder cambiar la hipoteca de banco es necesario que exista una segunda entidad que te ofrezca un producto vinculante.
  2. El banco en el que se tiene la hipoteca debe ser notificado de la posible subrogación. Una vez tienes la oferta vinculante, debes comunicárselo a tu actual entidad y solicitarle, en el mismo trámite, un certificado del importe pendiente deudor por el préstamo. Tu actual banco tiene 7 días para entregártelo.
  3. Comienza el plazo para tu entidad actual. Tu actual banco tiene, a partir de ese momento 15 días para “enervarse”. Eso quiere decir que comparecerá ante un notario para ofrecerte idénticas o mejores condiciones que el nuevo banco.
  4. Sin oferta vinculante de tu entidad, se hace el trámite de subrogación con el nuevo banco. Si lo anterior no ocurre, en el plazo de los 15 días, será el notario el que proceda a continuar con la subrogación y, por ello, tendrás la hipoteca mejorada con tu nueva entidad.

Los costes del cambio de entidad bancaria en una hipoteca

Aunque cambiar hipoteca de banco pueda ser una fantástica idea, ya que las condiciones de mercado cambian y no es lo mismo el coste que tenía un préstamo hipotecario hace unos años que en la actualidad, nunca debes olvidar que la subrogación tiene unos costes. Hay que abonar los honorarios de la gestoría, los costes del cambio en el registro, los nuevos aranceles notariales por la nueva documentación y, en muchos casos, la comisión por cancelación de la hipoteca o una comisión por subrogación. Por eso, antes de lanzarte, asegúrate de hacer bien los números.

 

¡SIMULA YA TU HIPOTECA INTELIGENTE!