plan de pensiones

¿QUÉ ES UN PLAN DE PENSIONES?

¿Qué es un plan de pensiones?. Algunos dicen que son un modo perfecto para poder asegurarse unos ingresos futuros que complementen la pensión pública. Otros dicen que no son tan rentables como otros productos financieros. Y son más aún los que piensan que tienen doble ventaja: el dinero extra en la jubilación y un importante ahorro fiscal ahora mismo. Sin embargo, para salir de una vez por todas de dudas analizamos con detalle qué es un plan de pensiones.

Qué es un plan de pensiones y qué no es

A veces, las definiciones de los conceptos que no se tienen claros se comprenden mucho mejor con un listado de cosas que sí son y de cosas que no son. Por ello vamos a aplicar esa fórmula ejemplificadora para definir qué es un plan de pensiones.

Qué es un plan de pensiones

  • Un plan de pensiones es un instrumento de ahorro con vistas a largo plazo.
  • Un plan de pensiones es una herramienta de inversión para sacar rentabilidad al dinero que se ahorra en períodos largos de tiempo.
  • Un plan de pensiones es un producto con el que conseguir importantes ahorros fiscales en la declaración actual de la renta.
  • Un plan de pensiones es una herramienta que permite generar el hábito del ahorro anualmente y que mejora la situación financiera de cara a la jubilación.

Qué no es un plan de pensiones

  • Un plan de pensiones no es un instrumento para el corto plazo. Pese a que existen circunstancias especiales que permiten el rescate anticipado, su plan de inversión y funcionamiento suelen dar mejores resultados de 10 años en adelante.
  • Un plan de pensiones no es la hucha de los ahorros para imprevistos, ya que no se puede recurrir a ese dinero de manera sencilla. Se debe destinar el dinero que realmente se pretenda invertir.
  • Un plan de pensiones no es un producto complejo apto solo para inversores. De hecho, su funcionamiento lo hace apto para todos los usuarios en sus opciones más conservadoras.

Por tanto, al contratar planes de pensiones podrás mejorar tus hábitos de ahorro, destinando ese dinero que pretendes invertir a largo plazo y te garantiza una mejora de la pensión futura. En el corto plazo, aunque renuncias a su liquidez, consigues importantes  beneficios porque pagarás menos en tu Declaración de la Renta año a año siempre que destines dinero a uno de estos productos.

Más allá de qué es un plan de pensiones: otros productos de ahorro a largo plazo

Es cierto que la principal ventaja de los planes de pensiones frente a otros productos pensados para el ahorro en el largo plazo es la capacidad de pagar menos impuestos en tu declaración de la renta. Sin embargo, no lo es menos que en la propia definición de qué es un plan de pensiones también se incluye la desventaja de la falta de liquidez. No podrás recuperar ese capital ni sus intereses hasta que pasen al menos 10 años, hasta que te jubiles o salvo en circunstancias muy específicas. Entonces ¿hay otras opciones que te puedan convenir más?

Productos de ahorro/inversión en el largo plazo más habituales

Fondos de inversión. Su composición es similar en cuanto a funcionamiento a la de la inversión en un plan de pensiones. De hecho, aportas tu capital a un plan en el que hay unas pautas establecidas de cómo se va a invertir (qué activos se compran, cuáles se venden, qué % se destina a inversión fija, etc). Sin embargo, puedes disponer de tu dinero sin ninguna traba. La desventaja es que tu ahorro fiscal será siempre cero en comparación con los planes de pensiones.

Broker. Para usuarios con conocimientos avanzados de finanzas puede ser interesante destinar parte de los ahorros a crear sus propias carteras de inversión. Es decir, ellos decidirían cómo mover ese dinero comprando y vendiendo las acciones que consideran oportunas. Al igual que los fondos de inversión, la liquidez es máxima y no hay ahorro fiscal. La principal diferencia es que el riesgo es más elevado y que se deben tener buenos conocimientos del mercado, así como temple para no dejarse tentar por los vaivenes que a veces se producen y pueden desatar el pánico y pérdidas importantes.

Inversiones en bienes inmuebles. Es una solución clásica. Destinar los ahorros a hacerse con una segunda vivienda. Sin embargo, el coste es elevado y no siempre se puede garantizar que las rentas que se obtengan (alquiler o una reventa) puedan compensar una vez descontados los gastos y los impuestos. Además, en caso de mantenerlo como inversión a largo plazo tiene la desventaja de que no es liquidable fácilmente en efectivo si existen momentos de apuros económicos.

Tanto si tienes claro qué es un plan de pensiones es exactamente lo que necesitas, como si tu actual liquidez es más importante para ti que el ahorro fiscal y prefieres un fondo de Inversión, antes de contratar recuerda revisar bien el mercado, por ejemplo en EVO  tenemos una oferta de Planes y Fondos amplia que podría interesarte.