tarjetas diferencia credito debito

DIFERENCIA TARJETA DE CRÉDITO Y DÉBITO: ¿POR QUÉ ELEGIR UNIRLAS?

Una de las dudas más habituales que suelen tener los clientes de banca pasa por encontrar la principal diferencia entre tarjeta de crédito y débito. A la hora de elegir método para realizar pagos, este dilema empieza a estar algo obsoleto gracias a las nuevas entidades online. ¿Por qué? Porque el nacimiento de la tarjeta inteligente deja atrás esta dicotomía al fusionar las dos tarjetas en una sola.

Se acabaron las indecisiones. El modelo mixto ha llegado para quedarse. Reúne todas las ventajas de las dos tarjetas clásicas, la tarjeta de crédito y la de débito, y elimina de un plumazo sus diferencias e inconvenientes. Empezando, claro, por la dificultad de compatibilizarlas. Los tiempos de tener mil tarjetas en la cartera pertenecen al pasado. Te damos la bienvenida a un sistema que no te obliga a escoger, sino que te pone todas las facilidades en bandeja gracias a su versatilidad.

¿Por qué se le llama tarjeta inteligente?

Estás siendo testigo y protagonista de la revolución smart. Todo, desde tu teléfono hasta tu televisión, es susceptible de mejorarse conectándose a Internet y estableciendo diálogos con otros objetos, que denominamos “inteligentes” por su conectividad. Pues bien, ésta es la misma filosofía que permite a la tarjeta mixta complementarse con tu smartphone para administrar tus pagos. Tú tienes el poder. Recuerda que en una sola tarjeta tienes dos: una de débito y otra de crédito. Esto te da la posibilidad de disfrutar de tus compras y decidir más tarde, a través de la banca digital que puedes consultar en el teléfono, la forma de abonarlas.

¿Qué utilidad práctica puede tener en mi día a día?

Por ejemplo, piensa que esta mañana decides ir a tomar un refresco y un aperitivo en la pausa del trabajo. Se juntan otros compañeros y acabas invitando tú. Lo haces con la tarjeta de débito. Y más tarde, al llegar a casa, realizas una reserva para un fin de semana romántico con tu pareja y decides hacerlo a crédito, necesitarías tener a mano los datos de la tarjeta de crédito. ¿No sería más cómodo poder tener una única tarjeta y elegir, en un par de clics, en qué modalidad vas a usarla en cada momento? La libertad es uno de los grandes valores de esta revolución en la forma de abonar las compras.

¿Cómo se pueden diversificar las compras?

Tú eliges. Los nuevos bancos online deciden tratarte como un consumidor inteligente y dejan en tus manos ese tipo de decisiones y las tarjetas inteligentes son una manera de hacerlo. Una de las formas más habituales es usar la tarjeta en su modo de débito durante el día y a fin de mes como una de crédito, pero depende única y exclusivamente del cliente. ¿Te ofrecen los productos bancarios clásicos la misma confianza?

¿Hay promociones incluidas?

Una tarjeta inteligente puede contar con varios descuentos en diferentes servicios. Los bancos online están en constante expansión, por lo que tratan a menudo de establecer acuerdos con otras compañías. La cantidad de beneficios que puedes obtener es variada: gastos como el combustible, entradas para espectáculos y reservas hoteleras te permitirán ahorrar en tu día a día.

En resumen, no se trata sólo de tomar el camino que más te convenga por tus necesidades específicas. Se trata, más bien, de abrirle paso al futuro. Quien diferencia entre tarjeta de crédito y débito suele fijarse en que la primera está vinculada al saldo de la cuenta corriente, al tiempo que la segunda permite pagar con dinero prestado por la entidad financiera. No obstante, ¿por qué mantener ambos servicios separados si el cliente puede sacarle partido a ambos? Ahora ya sabes cómo puedes dejar de renunciar a todo e ir a por todas con tu banco inteligente.