bancos centrales

 

 

SIEMPRE NEGATIVO, NUNCA POSITIVO

16/02/2022

 

En 1999 Louis van Gaal, entrenador del Fútbol Club Barcelona, criticaba a gritos a un periodista en su gracioso acento holandés porque su versión de los hechos era “siempre negatifa, nunca positifa”.


Aunque no tenga nada que ver con el fútbol, lo mismo podemos decir que le pasa al mercado cuando los bancos centrales amenazan con subidas de tipos de interés: Lo interpretan siempre de forma “negatifa”. Y peor aún se lo toman las acciones que justifican su precio en base a las expectativas y no en base al presente.


Esto último es lo que explica que el Nasdaq 100 haya bajado mucho más que el Ibex 35 en enero, los precios de las compañías del Nasdaq incorporan expectativas mucho más ambiciosas que los precios de las compañías del Ibex.


Aunque nadie puede estar seguro, parece que el detonante de estas caídas ha sido el cambio de rumbo de los bancos centrales.


¿Por qué han cambiado de rumbo los bancos centrales?


Porque siguen pasando los meses y la inflación sigue subiendo y en el caso americano empieza a afectar a los salarios. Esto último es preocupante para la FED, porque la gasolina a veces sube y a veces baja, pero cuando le subes el sueldo a alguien, suele ser difícil bajárselo.


La FED ya habla abiertamente de subir tipos en marzo. A pesar de que siguen pensando que la inflación va a empezar a moderarse a mitad de año, no pueden seguir corriendo el riesgo de equivocarse. Han pasado de esperar lo mejor y no hacer nada, a esperar lo mejor, pero planificando para lo peor. La segunda estrategia al menos es más prudente.


En Europa, el BCE está algo más tranquilo porque los salarios no están subiendo de forma generalizada, como seguimos notando todos. No obstante, siguiendo el refrán de: “Cuando las barbas de tu vecino veas cortar, pon las tuyas a remojar”, la presidenta del BCE no quiso afirmar que no va a subir tipos este año. Ya veremos si es una estrategia Maradoniana o un aviso a navegantes y a hipotecados.


Nadie puede saber si este principio de año es un anuncio de que vienen curvas o simplemente un bache temporal en el camino. De lo que podemos estar algo más seguros es de que las rentabilidades de los últimos años han sido “demasiado” buenas y debemos tenerlo en cuenta.


Pese a esto, cualquier curva o bache en el camino acabará siendo pasajera si tenemos un horizonte temporal lo suficientemente largo y unas inversiones diversificadas[1]. Al fin y al cabo, cuando el plazo en el que invertimos se mide en décadas en vez de días, la rentabilidad acaba siendo “siempre positifa”.

 

 

[1] Si solo tenemos una acción es posible que desaparezca y que ni un horizonte temporal de 100 años nos salve de la pérdida.

 

 

¿AÚN NO ESTÁS SUSCRITO A INVERTIPS?

No te pierdas nada de nuestra newsletter sobre actualidad, lecciones y curiosidades de inversión. ¡No tienes que ser cliente de EVO!

 

 ¡SUSCRÍBETE YA!

 

BRÓKER INTELIGENTE EVO
FONDO INTELIGENTE EVO
OTROS FONDOS Y VALORES
PLAN DE INVERSIÓN INTELIGENTE EVO