grua

minimiza tu arrepentimiento

22/07/20

Cuando voy a una heladería siempre pido helado de chocolate, siempre.


¿Por qué?, porque me conozco y sé que, si pido otro y luego no me gusta, me voy a arrepentir mucho más que si el que pido me gusta mucho. Es decir, opto por la opción que sé que va a minimizar mi arrepentimiento futuro.


La minimización del arrepentimiento es una estrategia que nos puede servir para tomar decisiones mucho más importantes que el helado a tomar y que también nos puede ayudar a empatizar con nuestro yo futuro. De hecho, es posible que sin esta estrategia Amazon no existiera.


En 1994 Jeff Bezos, el fundador de Amazon, era un brillante analista de un prestigioso Hedge Fund, que estaba estudiando la industria de comercio electrónico para su jefe cuando se dio cuenta de que era un tren que no podía dejar pasar.


Aun así, dudó si dejar una carrera segura y bien pagada por una aventura arriesgada. Para tomar la decisión, se imaginó que tenía 80 años y se preguntó como minimizar el número de arrepentimientos que tendría. ¿Se arrepentiría de dejar su carrera segura y haberlo intentado y fracasado? ¿O se arrepentiría de no haberlo intentado?


Bajo su punto de vista, mirando el corto plazo igual la respuesta no estaba clara, pero imaginándose con 80 años tenía clarísimo que se iba a arrepentir de no haberlo hecho, por lo que dejó su trabajo a mitad de año, renunciando a su suculento bonus, y se fue a Seattle a fundar Amazon. El resto es historia.


Si esa historia no os parece aplicable a los mercados y, por lo tanto, no os convence del mérito de la minimización del arrepentimiento como estrategia de inversión, veamos esta otra:


En los años 50 Harry Markowitz desarrolló una teoría sobre como optimizar una cartera de inversión de manera automática y objetiva, sin que los sentimientos del inversor entren en juego. Esta teoría no solo revolucionó el mundo de la inversión, sino que le sirvió para que le concedieran el Premio Nobel de Economía en 1990.


Pese a eso, cuando el Wall Street Journal le preguntó hace unos años cómo optimiza su cartera dadas sus investigaciones académicas, Markowitz contestó:


“Visualizo mi dolor si la bolsa sube y yo no estoy invertido, o si baja y estoy totalmente invertido. Mi objetivo es minimizar mi arrepentimiento futuro, así que divido mis contribuciones al 50% entre bonos y bolsa.”


Es decir, el arrepentimiento es tan potente que, el Premio Nobel que inventó la fórmula mediante la cual se podía obtener la cartera más rentable con la menor volatilidad posible, ignora su propia fórmula y aplica en su lugar la estrategia de la minimización del arrepentimiento.


Aunque ya sabemos que nosotros invertimos en función del horizonte temporal que tengamos, el problema es que en los casos en los que tenemos más de 10 años podremos elegir entre prácticamente todos los activos posibles. En esas situaciones, visualizar distintos escenarios y elegir el reparto que minimice nuestro arrepentimiento nos ayudará a decidir mejor.


Aun así, por muy bien que lo hagamos este proceso no va a eliminar nuestro arrepentimiento, pero sí que lo debería minimizar y, con él, las voces ventajistas que nos torturan en nuestra cabeza.


Algunos preferiremos ser más arriesgados con la comida que con las inversiones, mientras que otros preferiremos hacerlo al revés. Independientemente de eso, lo que parece claro es que imaginar que arrepentimientos tendremos con 80 años puede ayudarnos mucho para las grandes decisiones de la vida.

 

 

 

[1] Normal, porque la fórmula se basa en hacer predicciones de lo que pasará en el futuro con las rentabilidades y volatilidades y ya sabemos que eso es muy complicado.

[2] Para esa visualización no podemos ignorar que los acontecimientos recientes influyen muchísimo en nuestra visión del mundo en dicho momento.

 

¿AÚN NO ESTÁS SUSCRITO A INVERTIPS?

No te pierdas nada de nuestra newsletter sobre actualidad, lecciones y curiosidades de inversión. ¡No tienes que ser cliente de EVO!

 

 ¡SUSCRÍBETE YA!

 

ENCUENTRA TU FONDO DE INVERSIÓN
FONDO INTELIGENTE EVO
OTROS FONDOS Y VALORES
PLAN DE INVERSIÓN INTELIGENTE EVO