vacunas

 

 

LAS VACUNAS

09/12/2020

 

En un desarrollo de acontecimientos muy típico de 2020, cuando esperábamos tener un noviembre muy convulso a causa de las elecciones americanas y de la subida de casos de covid-19, han aparecido inesperadamente las vacunas y han traído un buen puñado de récords positivos para los mercados.


Las vacunas también han hecho que los grandes perdedores del año hayan recuperado terreno. La razón es que la luz que antes atisbábamos al final del túnel usando un telescopio, ahora podemos verla con unos meros prismáticos.


Es verdad que el camino hasta el final del túnel puede ser duro, pero en los mercados no solo importan los siguientes 12 meses, sino también los siguientes años y con la vacuna deberían ser más “normales”.

 


A parte de las vacunas, parece que un mes después la situación política de EE.UU. es algo menos convulsa, aunque lo cierto es que no deja de ser propia de la serie “La que se avecina”. Tampoco se queda corto el Brexit, que sigue siendo “La historia interminable”. Igual tienen que optar por la mítica solución con la que terminaban los partidos en los recreos: “¡el que meta gana!”.


Mientras tanto, las ventas de viviendas en EE.UU. han alcanzado la mayor cifra anual desde 2006. En 2020 todo es posible, pero la verdad es que es difícil entender por qué ocurre esto. Quizás el nuevo anuncio de cierto banco digital vaya por buen camino y el hecho de que todos estemos viendo las casas de la gente por videollamada sea la causa[1].

 

¿Y ahora qué?


Llegados a este punto puede parecer que con tanta mejora este es el momento de hacer un “all in”. No obstante, hay que moderar nuestro ímpetu porque es difícil saber si el mercado no ha descontado ya todo lo bueno. Menos mal que tenemos un proceso automatizado que nos permite controlar nuestras ansias.


Como dijimos hace más de un año, en estos momentos hay que ser como los generales romanos que entraban victoriosos en la antigua Roma con un siervo a su lado diciéndole: “Memento mori” (“Recuerda que morirás”).


No hay que olvidar que los mercados son máquinas de sorprender y más en 2020. Al fin y al cabo no queremos ser como el policía de las pelis que muere el día antes de retirarse o el pringao que es comido por el tiburón al hacerse un selfi cuando pensaba que el escualo ya estaba muerto.

 

 

 

[1] Estos artículos los escribimos desde Inversis, como queda claro abajo y como se dijo en nuestro Webinar. Por lo tanto, somos y seremos independientes de EVO, pero lo cierto es que ese anuncio realmente puede ser una de las mejores explicaciones de este fenómeno.

 

¿AÚN NO ESTÁS SUSCRITO A INVERTIPS?

No te pierdas nada de nuestra newsletter sobre actualidad, lecciones y curiosidades de inversión. ¡No tienes que ser cliente de EVO!

 

 ¡SUSCRÍBETE YA!

 

FONDO INTELIGENTE EVO
OTROS FONDOS Y VALORES
PLAN DE INVERSIÓN INTELIGENTE EVO