¿En qué se diferencia préstamo personal de préstamo hipotecario?

Hay varias diferencias fundamentales entre ambos tipos de préstamo:

  • Garantías: en ambos préstamos el cliente responde con todos sus bienes presentes y futuros, pero en caso de impago, la entidad que tiene el préstamo hipotecario podría ejecutar la garantía y cobrar el importe de la deuda por delante de otros posibles acreedores (otros bancos). Ésta sería la razón principal por la que los intereses en un préstamo hipotecario suelen ser menores que en un préstamo personal.
  • Gastos de formalización: un préstamo personal tiene menores gastos que un préstamo hipotecario ya que en éste habría que sumar gastos de gestoría, registro de la propiedad, e impuesto sobre actos jurídicos documentados.
  • Bien financiado: Los préstamos personales son los habituales para bienes o servicios, que el cliente no puede adquirir al contado y que normalmente cuentan con una vida útil delimitada y su importe no es excesivamente elevado como puede ser un vehículo, un electrodoméstico o un viaje.