¿Cómo lo hace para ahorrar por mi?

Muy fácil: aunque la Cuenta Inteligente son dos cuentas en una, funcionan como si fuese una sola, para que puedas disponer de tu dinero siempre, y para que al mismo tiempo obtengas una elevada rentabilidad.

Por eso las hemos conectado, para que el día 15 de cada mes, cuando tu cuenta para el día a día alcance el saldo de 3.000 euros, el importe que supere esa cantidad se traspase automáticamente a la cuenta de ahorro para que obtengas mayor rentabilidad sin que tú tengas que hacer nada.

Además, podrás hacer un traspaso voluntario, para cualquier cantidad por encima de 3.000 €, de tu cuenta corriente, durante los tres primeros meses por un importe mínimo de 1.000 €.

Y si, en cualquier momento, realizas un ingreso por importe igual o mayor a 10.000 €, se traspasará automáticamente a la cuenta de ahorro el importe que supere los 3.000 € en tu cuenta corriente.

En la cuenta de tu día a día, para que no te lleves sorpresas con algún cargo inesperado, cada vez que no dispongas de saldo suficiente para atenderlo y si lo hay en la cuenta a plazo, se realizará un traspaso automático desde esta última, por el importe del cargo.

Así estarás tranquilo y no tendrás que hacer cálculos ni malabarismos para poder ahorrar y disfrutar de todo tu dinero cuando quieras: tendrás total disponibilidad en la cuenta a plazo y en la del día a día.

Cómodo, ¿verdad?