que es un fondo de inversion

QUÉ ES UN FONDO DE INVERSIÓN Y CÓMO FUNCIONA

Si te preguntas qué es un fondo de inversión, probablemente estés pensando en pasar de ser ahorrador a inversor. Un fondo de inversión se define como una especie de organización para invertir de forma colectiva, con el objetivo unir las aportaciones de los inversores y gestionarlas para obtener una rentabilidad.

¿Qué es un fondo de inversión?

Es un modo de inversión que engloba las aportaciones de un grupo de ahorradores, quienes ceden la toma de decisiones acerca de la inversión a gestores profesionales. La inversión se realiza de manera conjunta con el objetivo de conseguir la máxima rentabilidad posible.

Dicho fondo puede invertir en todo tipo de activos: bonos, acciones, derivados, divisas… También en productos no financieros, tales como inmuebles o incluso materias primas.

Una de las principales ventajas que ofrece el fondo de inversión es que es una forma fantástica de que pequeños ahorradores puedan acceder a mercados y productos a los que de manera individual les sería imposible.

Diferentes tipos de fondos de inversión:

  • Los fondos de renta fija, son uno de los más populares y en ellos inviertes gran parte de tu patrimonio en activos de renta fija, como pagarés, obligaciones o letras, entre otros.
  • Los fondos de renta variable, en los que realizas una inversión en acciones y otros activos que cotizan.
  • Los fondos de renta mixtos, en los que inviertes una parte de tu patrimonio en renta fija y otra en renta variable.

Elementos de un fondo de inversión

Para entender realmente qué es un fondo de inversión, es interesante conocer cuáles son los elementos que lo forman.

  • Partícipes: los partícipes son los inversores, quienes realizan las aportaciones al patrimonio conjunto del fondo y obtienen una determinada participación en el mismo. Si optas por invertir en un fondo de inversión, pasas a ser partícipe del mismo.
  • Participaciones: las participaciones son las partes en las que se divide un fondo de inversión. No es un valor fijo, sino que depende del número de partícipes. Cuando compras participaciones se conoce como suscripción y, cuando las vendes, reembolso.
  • Sociedad gestora: es la que se encarga tanto de la gestión como de la administración del fondo de inversión. Es importante aclarar que no es la propietaria del fondo en cuestión ya que los dueños son los partícipes. La sociedad gestora simplemente decide dónde y en qué se invierte el patrimonio.
  • Depositario: su principal función es la de vigilar los activos de los que se compone el fondo. Puede ser una entidad bancaria, una sociedad de valores o una cooperativa de crédito inscrita en la CNMV.

Patrimonio de un fondo de inversión

El patrimonio es uno de los componentes más importantes de un fondo de inversión ya que es el dinero que lo forma, tanto si está invertido en activos financieros, como si no. Así, cuando adquieres participaciones en un fondo de inversión a través de la aportación de capital, estás comprando una parte de ese fondo.

Un fondo de inversión en funcionamiento puede tanto aumentar como disminuir su tamaño por dos razones. Por un lado, la entrada o salida de inversores. Y, por otro lado, las variaciones del valor de mercado de los activos. El primero de los motivos en ningún caso va a afectar en modo alguna a la inversión, sino que simplemente va a provocar que varíe el precio de las participaciones dependiendo de las suscripciones o reembolsos. La variación del valor de los activos sí afecta de forma directa a la inversión y a la rentabilidad que obtengan los partícipes.

¿Cómo funciona un fondo de inversión?

Conocer el funcionamiento de un fondo de inversión no es nada complicado. Imagina que tienes una determinada cantidad de dinero ahorrada, pongamos 2.000 euros, que deseas invertir. Decides hacerlo en un fondo de inversión, de modo que pones tu dinero en el fondo y adquieres participaciones. La sociedad gestora es la que se encarga de integrar el dinero que tú has aportado junto con el del resto de partícipes e invertirlo donde considere más oportuno. Sencillo, ¿verdad?

Ventajas del fondo de inversión para el pequeño inversor

Si estás interesado en invertir una pequeña cantidad económica, un fondo de inversión es una opción estupenda ya que ofrece un amplio abanico de ventajas.

  • Diversificación: puedes repartir tu dinero en distintos activos y/o mercados. De este modo, si en alguno de ellos se generan pérdidas, estas pueden verse compensadas con las ganancias de otros.
  • Fácil acceso: gracias al fondo de inversión puedes acceder a mercados que en la gran mayoría de los casos no tendrías a tu alcance si realizases la inversión de manera individual.
  • Economías de escala: tal y como hemos explicado, en un fondo de inversión los inversores invierten de manera colectiva, aprovechando así las economías de escala. Por lo tanto, los costes al operar en los mercados son menores.
  • Administración a nivel profesional: cuando inviertes en un fondo de este tipo estás confiando una determinada parte de tus ahorros a un equipo profesional, con una gran capacidad de análisis y una amplia experiencia en los mercados.

Inversión personalizada: otra ventaja que merece la pena tener en cuenta es que la tipología de fondos es muy variada, de modo que sea cual sea tu perfil encontrarás el producto más adecuado para tí. Desde los más tradicionales a los inversores que están dispuestos a asumir mayores riesgos.