productos inversion

¿QUÉ TIPOS DE PRODUCTOS DE INVERSIÓN EXISTEN?

 

El mercado financiero ofrece un amplio abanico de productos de inversión con los que podemos rentabilizar nuestros ahorros. En función de los objetivos de rentabilidad del inversor y su aversión al riesgo, existen diferentes tipos de productos e instrumentos. Las opciones son variadas: acciones, divisas, bonos, materias primas, renta variable o fija, fondos, planes de pensiones, derivados, inversión colectiva... Todo pasa por tener claro nuestro objetivo de ahorro, el capital del que podemos prescindir para invertir y nuestra tolerancia al riesgo. Invertir no es un juego y antes de hacerlo debemos tener claros ciertos conceptos. Si eres novel en estos temas, puede que te interese este post en el que explicamos los distintos tipos de inversión existentes. ¡Ponte cómodo que empezamos!

 

Tipos de productos de inversión

 

El catálogo de productos financieros es bastante extenso. Vamos a explicarte las características más destacadas de los productos de inversión más populares. Nos basaremos en la clasificación que hace la propia Comisión Nacional del Mercado de Valores.

 

Renta fija


Se llama así porque garantiza una rentabilidad fija sobre el capital que hayamos invertido y en un plazo determinado. Habitualmente a largo plazo. Es decir, hablamos de un producto no especulativo, sin sorpresas y sin riesgo. Invirtiendo aquí, el ahorrador conoce previamente la cantidad que le va a reportar la inversión y cuándo podrá rescatar su capital más el beneficio logrado. Son productos diseñados para un perfil conservador que prefiere una baja rentabilidad y seguridad frente al riesgo que presentan otros activos.

 

La renta fija puede ser pública o privada. En los productos de renta fija pública, destacan los ejemplos de los bonos y las obligaciones. Ambos son activos emitidos por los distintos países y tienen como objetivo complementar lo que recaudan en concepto de impuestos. Por su parte, en la renta fija privada son entidades y empresas las que emiten esos valores. Pueden ser bonos, obligaciones simples y subordinadas, titulaciones y cédulas hipotecarias, cédulas territoriales…

 

Renta variable


Al contrario que ocurre con la renta fija, en este tipo de productos no conocemos de antemano el rendimiento que obtendremos. El comportamiento del mercado y la situación de la compañía, influyen directamente en la fluctuación del valor del activo. Suponen un riesgo elevado, por lo que invierten en este tipo inversores experimentados con una alta tolerancia al riesgo y fondos de inversión colectiva, principalmente. Sin duda, uno de los productos más populares al operar con acciones, divisas y otros activos que cotizan en bolsa.

 

Otros productos de inversión

 

Fondos de inversión


Los fondos de inversión acumulan el patrimonio de varios inversores para depositarlo en distintos productos financieros. De ahí que a las entidades de gestión de estos fondos se les denomine Instituciones de Inversión Colectiva (IIC).

 

Ofrecen a los partícipes del fondo la ventaja de diversificar la inversión en diferentes activos, sectores y mercados de todo el mundo. Además, también se caracterizan por invertir en productos de riesgo con el objetivo de obtener rentabilidades más altas. Dos beneficios que, a título individual, muchos pequeños ahorradores no podrían obtener.


Productos híbridos


Pertenecientes a este bloque encontraríamos las obligaciones y bonos convertibles y las participaciones preferentes. Se trata de productos con características compartidas entre la renta fija y la variable.

 

Productos estructurados


De carácter complejo y elevado riesgo, combinan varios instrumentos financieros en una estructura única. Pueden ser con garantía de capital a vencimiento o con riesgo. El primer tipo devuelve el total invertido a vencimiento; por ejemplo, los depósitos estructurados. El segundo, supedita la devolución de lo invertido al comportamiento del activo subyacente; por ejemplo, los contratos financieros.

 

Productos derivados


Futuros, opciones, certificados, Warrants, CFD y contratos de compraventa de opciones, son algunos exponentes de este tipo de productos de inversión. Como ocurre con los estructurados, son productos de riesgo elevado y su valor depende de la evolución del activo subyacente.

 

Principales factores de la inversión

 

Si estás pensando en invertir, existen determinadas características inherentes a la inversión que debes tener muy claras. Hablamos de cuatro factores que son el denominador común de cualquier inversión, independientemente del modelo, producto o instrumento empleado.

 

• Rentabilidad. Invertir un capital determinado para obtener un rendimiento en el plazo fijado.


Riesgo. Al invertir en este producto no sabemos previamente el beneficio que lograremos. El rendimiento dependerá de la evolución del activo en el que hayamos invertido.


• Liquidez. Término referido a la capacidad de transformar en dinero la inversión realizada sin pérdidas, o con pérdidas mínimas respecto al valor de la inversión.


Plazo. Periodo de tiempo en el que está vigente una determinada inversión y en el que tras su vencimiento recibimos lo depositado más el rendimiento.

 

La rentabilidad es importante y debemos fijarnos en el rendimiento que podremos obtener con cada producto. Pero rentabilidad, riesgo y plazo van de la mano y son tres variables que deberías tener muy presentes antes de invertir.

 

¿Qué productos de inversión ofrece EVO?

 

Hucha Inteligente. Con la Hucha Inteligente podrás escoger un producto en base a tus objetivos. Puedes escoger entre la Hucha, que es un seguro de vida-ahorro, donde un gestor automatizado invierte por ti. Por otro lado, con la Caja Fuerte, también con tecnología RoboAdvisor, basado en algoritmos, estarías invirtiendo en un plan de pensiones. ¿Ventajas?

 

Bajas comisiones, diversificación, acceso a fondos de inversión internacionales y todo ello, podrás ajustarlo en función de tu perfil riesgo.


• Bróker Inteligente. Una innovadora plataforma 100% online que te permite operar en renta variable, sin comisiones de compraventa ni de custodia.


• Fondo Inteligente. Donde tú eliges cómo, cuándo y dónde invertir, tanto a renta fija como variable. Sin compromiso de permanencia. Sin capital mínimo.


Plan de Inversión Inteligente. La tecnología RoboAdvisor lo hace todo por ti, con algoritmos en base a tu perfil inversor en cuanto a tu economía y tolerancia al riesgo. De esta forma, el algoritmo trabaja para optimizar el rendimiento de tu inversión.


Creemos que, aportándote los distintos tipos de productos de inversión vas a encontrar más fácil la tarea de sumergirte en el mundo de las finanzas. Esperamos que haya sido así y que continúes leyendo los posts que iremos publicando sobre temática financiera y ahorro.

 

 

 ¡ANÍMATE A INVERTIR!