banca-online-pareja

BANCOS QUE NO COBRAN COMISIONES ¿POR QUÉ PAGAR DE MÁS?

Es bastante habitual que los bancos cobren comisiones por utilizar sus servicios. ¿Has pensado alguna vez cuánto dinero acabas pagando al cabo del año? podrías estar pagando una cantidad importante de dinero, y tal vez ni siquiera te hayas dado cuenta de ello. Hoy en día es importante que cada euro rinda al máximo. ¿No es así? Por suerte tienes bancos que no cobran comisiones cumpliendo unos requisitos muy básicos. Y esto es algo que puedes aprovechar para ahorrar.

En este punto puede que te preguntes: ¿qué son las comisiones bancarias? Verás, son cantidades de dinero que los bancos te cobran por los servicios que ofrecen. Las más comunes son las siguientes:

  • Mantenimiento de cuenta.
  • Enviar y recibir transferencias.
  • Emisión, renovación y mantenimiento de tarjetas.
  • Cambio de divisas.
  • Sacar dinero de los cajeros.
  • Apuntes en tu libreta.
  • Ingreso de cheques.

¿Existen bancos que no cobran comisiones?

Sí, existen bancos en los que el cliente queda exento del pago de comisiones cumpliendo ciertos requisitos. Es decir, un banco es un negocio que ofrece servicios y productos y por ellos busca obtener un beneficio, pero hay opciones en las que renuncia a cobrarte por los servicios a cambio de cumplir ciertas condiciones. Hay bancos muy exigentes y otros que no lo son tanto y te piden cosas sencillas como domiciliar tus recibos, tu nómina, utilizar tu tarjeta de forma habitual….

Es bueno que sepas que un usuario sin nómina domiciliada puede pagar de media 168,77 euros anuales en comisiones, incluso mucho más, porque las entidades pueden establecer el coste que ellas estimen conveniente siempre que informen de ello. De hecho, en comparación con el año 2014, en 2015 las comisiones bancarias se encarecieron un 14,5%. Por lo tanto, si es posible evitar las comisiones, tengas o no nómina, ¿por qué pagar de más?

Comisiones bancarias habituales que te pueden cobrar los bancos

  • Mantenimiento de cuenta.

Los costes varían entre entidades, aunque no suelen ser superiores a los 60 euros. Sin embargo, en algunos casos particulares pueden alcanzar hasta los 120 euros al año para los clientes sin vinculaciones. También existe la comisión por apuntes en tu cuenta. Es decir, que por cada movimiento registrado en tu cuenta algunos bancos cobran entre 0,50 y 0,60 euros.

  • Gastos por correspondencia

Algunos bancos envían correspondencia con información de su cuenta a sus clientes. Sobre todo a quienes no son usuarios activos de Internet.

  • Pagar por sacar del cajero

Algunos bancos pueden cobrar hasta 3 euros de comisión al sacar dinero de sus cajeros automáticos sin ser clientes del banco.

  • Ingresos en ventanilla

La aplican con el propósito de aumentar las transacciones y consultas en línea, y para incentivar el uso de los cajeros automáticos. Es una tasa a abonar por las operaciones que haces en tu propia cuenta en una oficina física.

  • Comisión por descubierto

Es la comisión que el banco cobra cuando permite que se haga un cargo sobre la cuenta sin que esta posea saldo. Es decir, se aplica cuando el saldo de la cuenta es negativo. En ese sentido, las comisiones máximas de este tipo son estables. El juego se encuentra en las comisiones  mínimas, que pueden resultar excesivas si tus finanzas personales no pasan por el mejor de sus momentos.

  • Tarjetas de crédito

En caso de que no cumplas con ciertos requisitos (como uso mínimo mensual),los bancos pueden cobrar hasta 80 euros anuales por disponer de esta herramienta de pago.

¿De dónde sacan sus beneficios los bancos sin comisiones de mantenimiento?

  • Comisiones a los comercios que reciban pagos por terminales electrónicos.
  • Los intereses generados por los préstamos y las tarjetas de crédito.
  • La domiciliación de recibos,  (la compañía emisora del recibo es quién paga la comisión).

¿Hay opciones de bancos que no cobran comisiones sin nómina?

Sí las hay. De hecho, no tiene que tratarse únicamente de una nómina. Pueden domiciliarse otro tipo de ingresos procedentes:

  • Transferencias regulares por un importe mínimo mensual establecido.
  • Pensiones y otras ayudas públicas.
  • Subsidio de desempleo.
  • Recibos de la Seguridad Social de autónomos.

Pero también con otras opciones, como domiciliar recibos, usar otros servicios como tarjeta de crédito…. Si investigas bien seguro que encuentras bancos en los que resulta realmente sencillo librarte de las comisiones ;).

10 planes que podrías hacer con ese dinero en bancos que no cobran comisiones

Una vez has garantizado el ahorro de esas molestas comisiones, lo siguiente será experimentar en primera persona sus beneficios. ¿Qué hacer con el dinero que antes invertías en trámites y ahora están en tu bolsillo? Cada persona es diferente y cuenta con sus propios gustos, pero hay planes que son universales. Veamos algunos ejemplos:

  1. Ir al cine varias veces.
  2. Comprar alguna cosa que desees o necesites.
  3. Ahorrar para unas vacaciones.
  4. Invitar a tus familiares o amigos a unas deliciosas tapas.
  5. Irte de cañas y brindar por la salud de quien más quieras.
  6. Pagar la inscripción de un curso en el que quieras formarte.
  7. Amortizar la deuda de tu tarjeta de crédito.
  8. Pagar algunos servicios de tu hogar.
  9. Comprar algunos antojos diarios.
  10. Crear un fondo de inversión para tus emprendimientos.

Todos estos son algunas ideas de que seguro podrías disfrutar ya que no tendrás que invertir tanto en comisiones bancarias. ¿Interesante, no?

 

¡CONTRATA TU CUENTA INTELIGENTE!