cuentas-bicis

QUÉ ES UNA CUENTA DE AHORRO: 10 RESPUESTAS CLAVE A TUS DUDAS

¿Quieres ahorrar o rentabilizar tu dinero? Existen diversas opciones, pero si necesitas tenerlo a mano “por si acaso” la mejor manera es optar por una cuenta ahorro o un depósito a plazo sin penalización por retirada cuando tú quieras, con estas opciones, el banco se compromete a darte una remuneración concreta en concepto de intereses, manteniendo siempre tu dinero disponible. Esto hará que los ahorros se vayan incrementando sin inversión ni riesgos, al tiempo que estarán ahí sin penalizaciones si necesitas recurrir a ellos. ¿Por qué apostar por ellas? Principalmente por su flexibilidad, rentabilidad y fácil manejo.

Requisitos y pasos para abrir una cuenta de ahorro

Abrir una cuenta de ahorro en España es muy fácil, siempre y cuando se acredite la situación de residente. Puedes acudir a una oficina o hacerlo a través de Internet si la entidad lo permite.

  1. Cuenta de ahorro en oficina. Acude a la sucursal de tu preferencia con el DNI y/o la tarjeta de residencia. Tras tu identificación tendrás que firmar el documento de apertura y cumplir con las condiciones pactadas con el banco en cuanto a ingresos y plazos.
  2. Cuenta de ahorro por Internet. El procedimiento es idéntico, pero en este caso solo necesitas un dispositivo con acceso a la red. Dependiendo de la entidad podrás utilizar la cámara de tu ordenador o móvil para identificarte, o será necesario que se combine tecnología online con el envío de documentación firmada por mensajero. La ventaja en este caso es que después podrás hacer todos los trámites desde el sofá de tu casa con la banca electrónica.

10 preguntas y respuestas sobre qué es una cuenta de ahorro

Aunque ya sabes qué es una cuenta de ahorro y cómo contratar una, puede que te surjan dudas respecto a este producto bancario. En este apartado, descubrirás las 10 preguntas más frecuentes, a las que respondemos con total claridad:

1) ¿Todo el mundo puede tener una cuenta de ahorro?

Sí. Siempre que cumpla con los requisitos exigidos por el banco, cualquiera puede abrir una cuenta de ahorro. Estas cuentas han sido creadas para satisfacer las necesidades de aquellos que quieren ahorrar con total disponibilidad.

2)  ¿Qué aspectos evaluar antes de abrir una cuenta de ahorro?

  • Rentabilidad. Mientras más intereses ofrezca, más dinero podrás reunir con ella. Actualmente los intereses son muy bajos en toda la Unión Europea con lo que conviene considerar además otros beneficios vinculados a la cuenta como por ejemplo la capacidad de respuesta del banco y la atención prestada. También debes estar al tanto de los posibles cambios de rentabilidad que pueda haber, se puede dar el caso de que te vayan rebajando esa remuneración y si no miras las comunicaciones que te envían es probable que no te enteres.
  • Plazo de la oferta inicial. Ciertos bancos ofrecen cuentas con alta rentabilidad en la fase inicial, así que haz tus cálculos. Ten presente que algunos bajan el rendimiento considerablemente tras ese período promocional. Esto es algo importante, porque muchas veces nos quedamos con la idea de que la rentabilidad inicial es la que vamos a mantener “para siempre”.

3) ¿En qué casos no es conveniente recurrir a una cuenta de ahorros?

Quienes busquen rentabilidades altas sin límite de tiempo o cuentas con una operativa completa o domiciliación de nómina, deberían buscar otro tipo de productos más adaptados a esas necesidades. Si por ejemplo se tienen miles de euros en una cuenta corriente que no se planean usar en años, se podrían estudiar otras opciones de inversión como pueden ser fondos de inversión y planes de ahorro, gracias a los roboadvisors es cada vez más sencillo invertir, sin necesidad de estar pendiente todo el día de como va la bolsa.

4) ¿Condicionan los bancos la apertura de una cuenta de ahorro?

Hay entidades que exigen la contratación de una tarjeta de crédito u otro producto financiero que, a la larga, hará que la rentabilidad de la cuenta sea menor de lo que esperabas o de lo que realmente promocionan. Fíjate siempre en el TAE y en las comisiones y gastos de los productos vinculados.

5) ¿Cobran comisiones las cuentas de ahorro?

No todas. Si establece comisiones no la elijas. Una cuenta de ahorros es para ahorrar, no para generar gastos extras. Si las tiene, comprueba que puedes cubrirlas con los intereses.

6) ¿Es preciso abrir la cuenta de ahorro en el banco de siempre?

Que tu banco ofrezca una cuenta ahorro o remunerada no significa que sea la mejor opción,  siempre conviene consultar en otras entidades.

7) ¿Conviene entonces comparar en varios bancos?

Sí. Como con cualquier otra “compra”, es conveniente siempre echar un buen vistazo a la oferta de productos, en este caso de ahorro, para ver cuál te ofrece mejores ventajas, asegurarte de qué es lo que vas a recibir a cambio de ir ahorrando en esa cuenta o depósito a plazo sin penalización por retirada cuando tu quieras.  Así podrás elegir y decidir cuál es la que más te conviene.

8) ¿Es seguro mantener una cuenta de ahorros?

Sí. Los intereses acumulados, así como el capital, están protegidos por el banco y el Fondo de Garantía de Depósitos (FGD). Asegurarse de que la institución esté adscrita en el FGD.

9) ¿Cómo se pueden calcular los intereses?

Hay una fórmula que te podría ayudar. Tipo de interés (%) * Capital (€) / 12 meses * plazo (meses que se ha mantenido el dinero en la cuenta) = intereses obtenidos (€). El resultado no será el definitivo pues hay que restar el importe de comisiones (si las hay), y el porcentaje IRPF, pero podrías hacerte una idea de cuál será su rentabilidad.

10) ¿Cuáles son las limitaciones de las cuentas de ahorro?

Dependerá de la entidad que elijas, pero la mayoría no suelen admitir domiciliaciones de nómina o recibos, ni asociar medios de pago. Hay algunas que requieren un saldo mínimo, y otras ponen límites de dinero (mínimo y/o máximo) para obtener rentabilidad. Informarse sobre estos aspectos es crucial. Todo ello podrás verlo en detalle en el contrato y ante cualquier duda, siempre puedes consultar al banco correspondiente y aclararlo bien antes de decidirte.