¿Por qué tengo que aportar mis documentos de identificación y actividad vigentes?

Todas las entidades bancarias estamos obligadas (Ley 10/2010 de 28 de abril) a recoger de nuestros clientes copia digitalizada de algunos documentos que nos permitan comprobar vuestra identidad, actividad económica o profesional o el origen de tus fondos.

El cumplimiento de esta ley exige a las entidades financieras que pongan en marcha los procesos que consideren necesarios para conocer y realizar el seguimiento durante la relación de negocio a sus clientes (KYC, por las siglas en inglés "Know Your Customer”) en qué trabajan, o actividad que desarrollan y de donde proceden sus ingresos.

No cumplir con esta obligación nos podría llevar a tener que:

Restringir la operativa de todas las cuentas contratadas por los clientes que no aporten o actualicen la siguiente documentación:

  • Documento de identidad válido con fotografía. Es importante que toda la documentación que aportes esté vigente y completa (anverso y reverso). Recuerda que puedes actualizar tu DNI o Tarjeta de Residencia a través de tu Banca Móvil o Banca Electrónica.
  • Documento acreditativo de tu actividad laboral o fuente de ingresos recurrente, por ejemplo:
    • Para trabajadores por cuenta ajena: Nómina (será suficiente sólo con los datos identificativos que figuran en la cabecera del documento), renta o certificado IRPF.
    • Para trabajadores por cuenta propia: recibo de autónomo, renta o declaraciones de IVA.
    • Para pensionistas, rentistas, desempleados, amas de casa y estudiantes podremos solicitar información sobre su fuente de ingresos recurrente.
  • Cualquier otro tipo de documentación o aclaraciones que te solicitemos sobre la operativa que desarrolles a través de los productos que tengas contratados.

Para facilitarte la gestión hemos habilitado los siguientes buzones de correo electrónico desde los cuales nos pondremos en contacto contigo y a través de los mismos puedes hacernos llegar la información:

Recuerda que para cualquier duda también estamos a tu disposición en el teléfono 910 900 900 o también puedes hacer tu consulta a través de tu Banca Electrónica, donde estaremos encantados de atenderte.