llave secreto

 

 

EL SECRETO DEL AHORRO

24/11/2020

 

¿Cómo es posible que si mi sueldo solo ha subido un 20%, mis ahorros se hayan triplicado? Por el apalancamiento. Y porque eres un máquina.

 

En finanzas se suele hablar de dos tipos de apalancamiento: operativo y financiero. En el ámbito personal el primero aplica sobre todo al ahorro y el segundo a la inversión.

 

En concreto, el apalancamiento operativo se produce cuando existe una base de costes fijos.

 

Por ejemplo, una aerolínea tiene que pagar el alquiler del avión, el combustible, los pilotos y demás costes, independientemente de si en el avión van 10 o 200 pasajeros. Esto puede hacer que con 150 pasajeros cubra costes y gane 0; con 160 pasajeros gane 100; y con 200 pasajeros gane 500. Es decir, los últimos 40 pasajeros pueden multiplicar su beneficio x5[1].

 

Lo mismo pasa con los cines o con cualquier otro negocio con unos costes fijos importantes y lo mismo puede pasar con nuestros ahorros si somos disciplinados.

 

Supongamos que ganamos 30.000€ al año y conseguimos ahorrar 3.000€, un 10% de nuestro sueldo[2]. Imaginemos que somos un empleado modelo y nos suben el sueldo un 20% a 36.000€. “¡Un 20%!” dirá alguno. Efectivamente eso solo va a pasar si nos ascienden o si estamos soñando, pero ya hemos dicho arriba que eres un máquina.

 

Si seguimos ahorrando un 10% de nuestro sueldo tras la subida, nuestros ahorros anuales serán ahora de 3.600€ y el apalancamiento no aparece por ningún sitio. Sin embargo, para obtener esa subida salarial no tenemos que gastar más, no tenemos que comer más, no tenemos que pagar más alquiler, no tenemos que salir más veces de cañas, etc.[3]

 

Si cumplimos eso y mantenemos nuestros gastos constantes, nuestros ahorros no serán de 3.600€ al año, sino de 9.000€ al año, el triple que antes[4]. Es decir, la disciplina en gastos se traduce en apalancamiento operativo personal.

 

Los beneficios de este tipo de apalancamiento quedan claros con el ejemplo anterior, pero hay otra ventaja: ¡no hay desventajas! Para beneficiarnos de esto solo tendremos que seguir llevando la misma vida que antes de la subida de sueldo. Requiere un sacrificio por nuestra parte, pero no tanto.[5]

 

Esta capacidad de vivir por debajo de nuestras posibilidades y de mantener ese estilo de vida incluso cuando ganamos más es un superpoder y es la clave para beneficiarnos del apalancamiento operativo.

 

Este, queridos lectores, es el secreto del ahorro.

 

En el próximo artículo analizaremos el apalancamiento financiero, que está mucho más extendido en el mundo y que curiosamente funciona a la inversa: no supone ningún sacrificio, pero puede suponer la ruina.

 

 

[1] Los beneficios, no sus ingresos, que sí que serán lineales frente al número de pasajeros y que no dependen de los costes.

[2] Vamos a ignorar los impuestos por simpleza matemática. Ojalá se pudieran ignorar también en la vida real.

[3] Estamos ignorando también la inflación, por simpleza y porque la subida de sueldo del 20% del ejemplo no tiene por qué estar relacionada con la inflación sino que es adicional.

[4] La mejor forma de hacerlo es reconfigurando nuestro ahorro automático a nuestra nueva situación, sin que el dinero extra llegue nunca a nuestra cuenta.

[5] Evidentemente esto depende también del tipo de vida que lleváramos antes, hay gente que sí que necesitará gastarse las primeras subidas de sueldo para cubrir sus necesidades básicas.

 

¿AÚN NO ESTÁS SUSCRITO A INVERTIPS?

No te pierdas nada de nuestra newsletter sobre actualidad, lecciones y curiosidades de inversión. ¡No tienes que ser cliente de EVO!

 

 ¡SUSCRÍBETE YA!