no se nada

de película

07/10/2020

 

A principios de septiembre mercados como el S&P 500, el Nasdaq o el MSCI World hicieron máximos históricos. Sin embargo, septiembre ha traído caídas generalizadas en lo que es el primer mes negativo desde marzo para algunos de estos índices.[1]


Como siempre, se darán muchas explicaciones para este comportamiento, pero nadie puede saber cuál puede ser la acertada o si realmente no hay explicación.


Estos meses todos los focos van a estar sobre EE.UU., donde mientras los dos candidatos a la presidencia intercambian insultos, sus partidos políticos siguen sin ponerse de acuerdo sobre si van a volver a regalarle dinero a la gente o no.


El ruido político no ha hecho más que empezar y es posible que siga incluso después de las elecciones, dado que Trump está insinuando que si pierde será porque ha habido fraude electoral. Por si fuera poco, resulta que encima ha dado positivo en covid-19, a solo 1 mes de las elecciones. Con razón la gente dice que lo de este año parece un guion de película.


Hablando del tema principal de la peli, tras subir mucho en julio parece que los casos en EE. UU. se han estabilizado en niveles elevados que parece que el país puede soportar por ahora. En Europa, el aumento lo estamos viviendo ahora y todavía no sabemos si frenará como en EE. UU. o no. En este tema lo único que está claro es que nada está claro.


En el campo de los bancos centrales, la Fed anunció que a partir de ahora su objetivo de inflación va a ser un promedio de varios años. Es decir, si la inflación está al 1% durante dos años, va a tolerar que esté al 3% otros dos años, de manera que la media sea del 2% deseado. Esto básicamente significa que es más difícil que suba tipos a corto plazo[2].


Y como en toda gran peli siempre hay historias paralelas que se pueden volver importantes, porque por si a alguien le quedaban dudas de lo complicado que son los divorcios el Brexit sigue ahí coleando. Con todos estos argumentos, más de uno habrá intentado cambiar de canal, pero sentimos deciros que eso no funciona.


Nada de esto explica el comportamiento del mercado ni el de sus empresas. En el anterior “¿Qué pasa en el mundo?” comentábamos el efecto que tenía en el mercado una subida del 10% de una empresa tan grande como Apple.


En el pie de página del mismo artículo insinuábamos que el efecto inverso también aplica con un movimiento opuesto y eso es exactamente lo que ha pasado. Apple subió un 22% en agosto por razones seguramente desconocidas incluso para su CEO y ha bajado un 10% en septiembre por motivos igualmente desconocidos.


En el corto plazo tanto la bolsa como Apple pueden hacer cualquier cosa y la gente podrá inventarse los motivos para explicar dichos movimientos. No obstante, en el largo plazo suelen moverse en la misma dirección que sus beneficios y, por suerte, el ingenio humano hace que en agregado esa dirección sea hacia arriba, independientemente de los argumentos de la peli.

 

 

[1] Los europeos ni subieron tanto en su momento ni han bajado tanto en septiembre.

[2] Curiosamente también significa que es más probable que los tenga que subir más de lo deseado en el futuro, si (y solo sí) a causa de cambios como este la inflación se descontrola.

 

¿AÚN NO ESTÁS SUSCRITO A INVERTIPS?

No te pierdas nada de nuestra newsletter sobre actualidad, lecciones y curiosidades de inversión. ¡No tienes que ser cliente de EVO!

 

 ¡SUSCRÍBETE YA!