dividendos

 

 

LOS DIVIDENDOS CUENTAN

27/07/2021

 

El año pasado explicamos cómo se calculan los índices de bolsa en los que todos nos fijamos para juzgar la evolución de nuestras inversiones. Lo que no explicamos entonces es que no hay una versión de cada índice, sino tres.


Calcular cuánto se ha movido el precio del Ibex 35 cada día es un proceso sencillo: cogemos la variación en precio de cada acción del índice, la multiplicamos por su peso[1] en el índice y la suma de todos los resultados es el porcentaje que se ha movido el índice. La diferencia entre el precio del índice a principio y a final de año determina la rentabilidad del índice en el año[2].


No obstante, esa no es la rentabilidad que habría obtenido un inversor en ese índice. Falta algo, algo que explica por qué hay tres versiones distintas del índice, algo que como buenos españoles seguramente ya nos estábamos preguntando:


“¿Qué pasa con nuestros dividendos?”


El cálculo de arriba usa el precio de Telefónica en cada día del año, pero no tiene en cuenta que los accionistas de Telefónica han recibido dividendos a lo largo del año[3]. Por lo tanto, esa versión del Ibex 35 solo tiene en cuenta el precio e ignora los dividendos y por eso se llama “Price Return”.


La versión “Price Return” suele denotarse por las siglas PR y tiene la ventaja de que es muy fácil de calcular. No obstante, es evidente que esa versión no refleja el resultado real de un inversor, porque los dividendos sí los estamos recibiendo.


Por eso hace ya unos años que las empresas que se dedican a calcular los índices crearon versiones del índice llamadas “Net Return” (NR) y “Total Return” (TR), que básicamente lo que hacen es coger el dinero de los dividendos y reinvertirlo en el índice[4].


¿Cuál es la diferencia entre un índice “Net Return” y uno “Total Return”?


Los impuestos. ¿Seguro? Pues hombre, seguro no hay nada excepto la muerte y hacienda. Así que sí, seguro que es por hacienda.


Porque la mejor forma que tiene hacienda de asegurarse sus impuestos es cobrándolos sin preguntar y en el caso de los dividendos el mecanismo que usa es que, de cada 100€ de dividendo que paguen las empresas, nosotros solo recibiremos 81€. El resto va a hacienda.


El índice “Total Return” simula la reinversión de los 100€ que paga la empresa, mientras que el “Net Return” simula la reinversión de los 81€ que recibimos después de que hacienda se lleve su parte[5]. Por eso es Net, porque el cálculo es neto de impuesto.


Todo esto es relevante porque los medios suelen citar el precio del índice “Price Return” y eso puede llevarnos a equivocaciones. Al fin y al cabo, los dividendos han sido un componente muy importante de la rentabilidad de las bolsas a largo plazo y lo son más aun en el Ibex 35, donde la rentabilidad por dividendo ha sido elevada.


¿Qué no os lo creéis? Veamos la evolución del Ibex 35 en los últimos 20 años:

 

Ibex 35 PR frente a Ibex 35 NR

 

Como vemos en la línea azul, el precio del Ibex 35 PR es hoy prácticamente el mismo que hace 20 años. No obstante, si miramos la línea naranja y tenemos en cuenta los dividendos que se han recibido por el camino, el gráfico cambia considerablemente y una rentabilidad cercana al 0% se convierte en una rentabilidad del 4% al año[6].


En definitiva, cuando vemos un índice tenemos que preguntarnos si está considerando los dividendos y siempre debemos usar aquel que los tiene en cuenta[7]. Tanto si lo hacemos para medir nuestra rentabilidad como si lo hacemos para comprobar el valor añadido por un gestor.

 

 

[1] Peso que depende a su vez de la capitalización de mercado ajustada a las participaciones de control de cada una de las 35 empresas que componen el índice.

[2] Sin contar las comisiones.

[3] Cada vez que una empresa paga un dividendo, el precio de su acción baja en el importe del dividendo. Si, por ejemplo, una empresa cuya acción vale 10€, paga un dividendo de 5€, su acción pasará a valer 5€ el día que se contabilice el dividendo.

[4] Lo cual tiene el mismo efecto que si nosotros cogiéramos ese dinero y lo reinvirtiéramos en todas las acciones del índice según su peso en el mismo: tener más acciones de cada una de las empresas del índice.

[5] El cálculo cambia según el índice y el país, pero el concepto se mantiene.

[6] Una rentabilidad inferior a la de otros mercados en esos 20 años, lo que refleja lo mal que lo ha hecho nuestro mercado desde 2008.

[7] Es decir, evitar el Price Return (PR) y centrarnos en el NR o el TR. Con el Net Return (NR) vale.

 

 

¿AÚN NO ESTÁS SUSCRITO A INVERTIPS?

No te pierdas nada de nuestra newsletter sobre actualidad, lecciones y curiosidades de inversión. ¡No tienes que ser cliente de EVO!

 

 ¡SUSCRÍBETE YA!

 

FONDO INTELIGENTE EVO
OTROS FONDOS Y VALORES
PLAN DE INVERSIÓN INTELIGENTE EVO