tipos de fondos de inversion

TIPOS DE FONDOS DE INVERSIÓN PARA NO EXPERTOS

Existen muchos tipos de fondos de inversión. Sin embargo, conocer bien este concepto antes de adentrarte en las diferentes opciones de este producto puede ayudarte a decidir si realmente es lo que necesitas para invertir tu dinero. Se trata de una solución en la que tú, junto con otros inversores como tú, aportais el capital a una especie de cartera en la que los expertos deciden dónde colocarlo para sacar el mayor rendimiento. Al contratarlo, la entidad debe ofrecerte información detallada de cómo se gestionará esta inversión, el tipo de activos en los que se invertirá, las rentabilidades históricas y el perfil de riesgo al que está asociado.

La fórmula tradicional de todos los tipos de fondos de inversión era gestionada de forma exclusiva por un equipo de profesionales de las finanzas. Sin embargo, en la era digital cada vez es más frecuente encontrar productos que aumentan la personalización y la capacidad de decisión propia sobre las inversiones. Y todo esto sin necesidad de ser un experto ni vivir con traje y maletín.

¿En qué se invierte el dinero de los distintos tipos de fondos de inversión? La respuesta es muy amplia, ya que incluye una gran variedad de activos. Estos van desde bonos a acciones, derivados, divisas, etc., así como productos no financieros, caso de bienes inmuebles o materias primas. Sin embargo, la inversión siempre va a responder a una filosofía y estrategia previamente marcada. De esa manera, tú tienes una base para saber qué se está haciendo con tu capital.

Fondos de inversión vs plan de pensiones

Cuando buscas opciones de ahorro a largo plazo, existen principalmente dos alternativas: fondos de inversión o plan de pensiones. No se puede decir con seguridad que uno de estos dos productos es mejor que el otro. Siempre va a depender del perfil de cada persona. Los consumidores inteligentes son los que encuentran la opción ideal para su caso particular. Entonces, ¿qué similitudes y diferencias hay?

Objetivo

Aunque ambos productos persiguen la inversión (y el ahorro) a largo plazo, los planes de pensiones están dirigidos directamente a que los aproveches tras tu jubilación, mientras que los fondos de inversión permiten que te marques diferentes objetivos.

Retirada del dinero

Esta es una de las principales diferencias entre los tipos de fondos de inversión y los planes de pensiones. En estos últimos, no puedes disponer de tu dinero hasta pasados al menos 10 años desde que empiezas a aportar, cuando te jubiles o en circunstancias muy específicas como una enfermedad grave. Por su parte, con los fondos de inversión lo puedes retirar en el momento en que lo desees.

Fiscalidad

Ambas opciones cuentan con interesantes ventajas. Una de ellas es la de realizar traspasos sin tributar por las ganancias obtenidas. Es decir, no pagas impuestos sobre la cantidad que aportes (en el momento que lo hagas). Una de las diferencias es la forma de rescatar este dinero: los fondos de inversión tributan como rentas de ahorro y los planes de pensiones como de trabajo. Además, los fondos no desgravan, mientras que los planes sí, hasta un máximo de 8.000 euros anuales.

Supervisión

Los planes de pensiones están supervisados por la Dirección General de Seguros, mientras que de los distintos tipos de fondos de inversión se encarga la Comisión Nacional de Mercado de Valores.

Cantidad máxima a invertir

Los fondos de inversión no tienen ningún límite y podrías aportar la cantidad que consideres. Por su parte, los planes de pensiones tampoco, aunque el máximo legal del que te puedes beneficiar para desgravaciones fiscales sí que tiene un límite de 8.000 euros anuales.

Tipos de fondos de inversión

Para que puedas tomar la decisión que mejor se adapte a tu perfil y a lo que buscas, debes entender qué tipos de fondos de inversión existen. Generalmente, estos se clasifican según los activos en los que se invierte el dinero que tú aportas. Existen muchas opciones, y entre las más destacadas están las siguientes:

Fondos de inversión de renta fija

En estos fondos, toda la inversión (o la mayor parte de ella) se dedica a activos de renta fija. Por lo tanto, el factor que va a marcar cuánto dinero ganas es la evolución de los tipos de interés. La principal decisión de los gestores es decidir si invierten en activos a corto o largo plazo. Los primeros suponen menos riesgo y también menor potencial de rentabilidad.

Estos tipos de fondos de inversión son los recomendados si tienes un perfil conservador y buscas obtener una rentabilidad más limitada, pero con un riesgo bajo.

Fondos de inversión de renta variable

En este caso, el grueso de la inversión se dedica a activos de renta variable (acciones). Suponen un mayor riesgo, pero a cambio ofrecen rentabilidades potenciales más altas.

Fondos de inversión de renta mixta

Los tipos de fondos de inversión de renta mixta son aquellos que combinan las características de los fijos y variables. Lo que debes tener claro en este caso es qué porcentaje se dedica a cada opción. De ella dependerá el riesgo y la rentabilidad potencial. Esta alternativa es válida tanto para inversores conservadores como decididos.

Fondos de inversión globales

Los fondos de inversión globales no estipulan de antemano qué porcentaje se invierte en renta fija y cuál en variable. Tienen una filosofía de libertad, incluso en cuanto a la moneda y la zona geográfica. Por lo tanto, responden a tu perfil si eres una persona que busca aceptar altos niveles de riesgo por la posibilidad de un ahorro potencialmente más alto.

Fondos de inversión garantizados

Los tipos de fondos de inversión garantizados son aquellos que aseguran la recuperación del capital invertido (en una determinada fecha). Sin embargo, es posible que no obtengan ninguna rentabilidad adicional. Pueden ser de renta fija o variable. Responden al perfil de un inversor conservador y generalmente requieren que mantengas tu dinero durante un largo período de tiempo.

Fondos de inversión de distribución o reparto

Estos fondos de inversión reparten de forma periódica los dividendos obtenidos entre los participantes (las personas que invierten su dinero). Como principal ventaja tienen que te permiten más liquidez, y como desventaja que debes pagar impuestos por cada dividendo recibido.

Fondos de inversión de acumulación

Los tipos de fondos de inversión de acumulación, en lugar de repartir los dividendos obtenidos, los reinvierten. En consecuencia, el valor va creciendo de manera progresiva.

Cómo elegir inteligentemente entre los distintos tipos de fondos de inversión

La información de este artículo está pensada para que tú, como consumidor inteligente, elijas los tipos de fondos de inversión que más se adaptan a tu perfil y a tus objetivos. Cada vez existen más opciones en el mercado que se adaptan a todos los usuarios. Algunas de ellas,como por ejemplo las de EVO, te permiten decidir por ti mismo dónde, cómo y cuándo invertir.