mejores planes de pensiones

MEJORES PLANES DE PENSIONES: APRENDE A DESCUBRIR EL IDEAL PARA TI

Cualquier momento es bueno para empezar a pensar en la jubilación. Y adelantarse a ella supone hacer una revisión de los que pueden ser los mejores planes de pensiones para ti. Abrir uno implica ahorrar para lograr una mejora en tu estabilidad económica cuando dejes de trabajar. Aunque ahora lo veas como algo lejano, esos días llegarán y cuanto antes empieces, mejores serán tus condiciones para entonces. Haber realizado una planificación de los mismos de forma inteligente te permitirá mantener la misma calidad de vida, o incluso mejorarla con respecto a lo previsto.

La etapa de la jubilación es una fase nueva en tu vida. En parte, de ti y del ahorro que planifiques va a depender lo holgada que te resulte económicamente. Si quieres formar parte del grupo de personas que tras dejar de trabajar han complementado los ingresos de su pensión, debes escoger los mejores planes de pensiones.

Mejores planes de pensiones: qué afecta a su rentabilidad

Los rendimientos que obtienes en los mejores planes de pensiones va a estar siempre relacionada con dos conceptos: la rentabilidad de la propia inversión y las comisiones que te cobren. Esto es en parte lo que va a determinar cuáles son los mejores planes de pensiones.

Las comisiones máximas están limitadas por ley. En la actualidad, y acorde al Decreto que tiene valor desde el pasado 10 de abril de 2018, estas se cifran en 0,85% en los fondos de renta fija, 1,3% para los de renta mixta y 1,5% para los de renta variable y garantizados. Todas las entidades bancarias deben ceñirse a ellos. Sin embargo, sí que son libres de bajarlas al tipo que más les convengan. Ese aspecto es una de las claves donde debes fijarte para elegir los mejores planes de pensiones. Pero, ¿qué tipo de comisiones hay y cómo afectan?

Comisión de gestión

Es la comisión que reciben las entidades por la gestión. Para entenderlo de forma más clara, es lo que cobran por hacer su trabajo. Su valor máximo es del 1,5% del patrimonio anual (es decir la suma de lo que hayas aportado y los rendimientos generados por la inversión ). Por lo tanto, si tienes un total de 20.000€ en tu plan, suponiendo que te cobren en un determinado plan de pensiones la comisión máxima, estarías destinando 300€ al pago de estas.

Comisión de depósito

Esta es la comisión que cobra la entidad depositaria por sus servicios y nunca podrá superar el 0,25%. En este punto hay que diferenciar entre quién gestiona el plan y quién tiene el dinero depositado. Puede ser la misma entidad, pero no siempre es así, por eso existen estos dos tipos de comisiones. Ambas son cruciales a la hora de elegir los mejores planes de pensiones.

Cómo funcionan las comisiones en los planes de pensiones

Entender cómo funcionan las comisiones es fundamental para que puedas elegir el mejor plan de pensiones para ti. ¿Cómo se aplican y qué impacto real tienen sobre el dinero?

El aspecto más importante sobre las comisiones es que estas aplican sobre el total de la suma del dinero invertido y los rendimientos. Es decir, no se limitan a las ganancias obtenidas del mismo. Por lo tanto, si cada año aportas 6.000 euros, el primer año las comisiones aplicarán sobre esos 6.000, pero el segundo lo harán sobre los 6.000 euros iniciales + tu nueva aportación + los beneficios generados desde los primeros 6.000 euros. Es decir, la cantidad que estás pagando va a aumentar a medida que el capital del plan es mayor.

Mejores planes de pensiones: el perfil de riesgo también importa al elegir

A continuación, vamos a ver algunos casos hipotéticos de rendimiento para ayudarte a elegir los mejores planes de pensiones.

  • Plan de pensiones con perfil conservador con inversión en renta fija. En este caso, la limitación de las pérdidas es máxima, pero también el potencial de las ganancias en un escenario de mercado positivo es muy reducido. Este producto sería adecuado para una persona que quiera mantener su capital aprovechándose de la fiscalidad reducida sin arriesgar prácticamente nada.
  • Plan de pensiones con perfil conservador a arriesgado con inversión equilibrada entre renta fija y renta variable. Aquí sí existe exposición a poder producirse pérdidas en el capital, pero las potenciales ganancias también son superiores si el escenario futuro fuese positivo. Suelen ser los mejores planes de pensiones para la mayoría de usuarios.
  • Plan de pensiones con perfil arriesgado con inversión en renta variable y otros activos de riesgo. Se trata del tipo de producto con mayor riesgo de pérdida, pero también es el que mayor potencial ganancia podría reportar. Es adecuado solo para personas con buenos conocimientos financieros y que son conscientes del riesgo que están corriendo.

Todos los planes de pensiones que se comercializan deben incluir una ficha de producto para el usuario que este debe comprender en su totalidad. En ella puedes comparar las rentabilidades pasadas (aunque no garantizan las futuras), analizar cuáles son las comisiones que aplican, ver de qué modo se distribuye el capital entre las distintas inversiones, etc.

Cómo elegir correctamente el plan de pensiones

Elegir los mejores planes de pensiones implica que debes informarte con detalle de las condiciones que te ofrecen las entidades bancarias. En esta era del consumidor inteligente, dispones de distintas herramientas para poder calcular los beneficios potenciales que obtendrías según tu elección. Generalmente, los datos se muestran en tres tipos de escenarios (el negativo, el positivo y el esperado). De ese modo puedes ver hasta qué punto podrías arriesgar y hasta qué punto te podrías beneficiar de un buen comportamiento del producto. Lo importante es que tengas claro que existen opciones muy diferentes y de que cada usuario tiene un plan de pensiones perfecto para él.