tarjetas apuntes

¿PUEDO TENER TARJETAS DE CREDITO CON ASNEF?

La posibilidad de tener tarjetas de crédito con ASNEF suele ser una de esas cuestiones habituales cuando tus finanzas personales han sufrido un bache, o has tenido algún problema de pagos con una empresa que está suscrita al conocido fichero. Pero, empecemos por el principio ¿qué es ASNEF y por qué es tan difícil conseguir productos financieros cuando se está en esa base de datos?

El ASNEF y las tarjetas de crédito con ASNEF

El ASNEF es un fichero de datos en el que se recogen los nombres de individuos que han omitidoel pago de cualquier producto o servicio en empresas asociadas a este servicio (ofrecido por Equifax). Es decir, que si una persona no abona la factura del teléfono y la empresa que presta el serviciodaba el servicio colabora con ASNEF, su nombre podría aparecer ahí.

Aunque es un fichero privado, son muchas las empresas que pagan por consultar datos y otras tantas las que vuelcan los suyos de morosos. Además, es muy habitual en el mundo bancario, lo que implica que cualquier entidad lo consulte antes de ofrecerte productos y servicios de manera que si el solicitante esta en ella, lo más común es que se deniegue el servicio. Por eso hay un interés creciente por la disponibilidad de tarjetas de crédito con ASNEF.

¿Existen realmente las tarjetas de crédito con ASNEF?

Aunque seguro que lo has visto en algunos anuncios, lo cierto es que no existen como tal las tarjetas de crédito con ASNEF. ¿Cómo es eso posible? Pues en realidad, si alguien se decidiese a lanzar algo similar al mercado sería como decir que tiene un producto con el que presta dinero a todo el mundo, sin importar si tiene deudas o el estado de sus finanzas personales. Además, estaría aplicando que lo único que importa para obtener esa tarjeta es estar en un fichero de morosos. ¿No parece muy lógico, verdad?

Entonces, ¿por qué hay anuncios que hablan de tarjetas de crédito con ASNEF? Casi todas las empresas en sus anuncios de publicidad apuestan por mensajes con gancho que puede que no se ajusten a la realidad. Que se hable en ellos de tarjetas de crédito con ASNEF implica que aunque estés en ese fichero, podrías acceder al crédito, aunque antes tendrás que pasar por el estudio económico que haga dicha empresa. En esos mismos anuncios te dicen que las entidades tradicionales, al estar en ASNEF, desechan tu solicitud de forma automática.

Muchos piensan que, por más que las tarjetas con ASNEF no existan como tal, si algún día se encuentran en dicho fichero, solo deberán recurrir a esas empresas para obtener una tarjeta de crédito. Pero no es del todo cierto. En realidad, el proceso de estudio es el mismo que el de una entidad bancaria tradicional. Y si finalmente te dan el servicio será con unos intereses y comisiones más elevados. Por lo tanto, te saldrá bastante más caro.

Tarjetas de crédito con ASNEF vs préstamos con ASNEF

Puede que esta publicidad de las tarjetas de crédito con ASNEF te recuerden a otro producto muy similar: los préstamos con ASNEF. En realidad, el funcionamiento es idéntico con las diferencias específicas entre ambos productos: crédito y préstamo. Es importante recordar que en el primero se concede al cliente un capital total y es él quien elige de cuanto dispone abonando en el plazo marcado este monto con los intereses. En el segundo, el importe concedido se le entrega íntegramente al interesado, tras lo que empezará a pagar las cuotas.

¿Qué le conviene a mis finanzas antes de recurrir a préstamos y tarjetas de crédito con ASNEF?

Si las tarjetas de crédito con ASNEF y otros productos financieros relacionados con el fichero son un reclamo publicitario que te hará pasar por un proceso de comprobación de historial idéntico al de una entidad bancaria para cobrarte más... ¿No deberías plantearte soluciones antes de recurrir a esos productos?

  1. Buscar el modo de salir del fichero. Aunque no siempre resulte fácil salir del ASNEF porque tendrás que abonar la deuda impagada, es la mejor solución para volver al mercado habitual. Así podrás escapar de productos que se venden como una solución al fichero y solo implican un encarecimiento del precio. Seamos realistas: nadie te va a ofrecer crédito si del estudio se deduce que no puedes pagarlo. Y si puedes pagarlo ¿por qué abonar más intereses y comisiones por ese mismo dinero?
  2. Recurrir a tu entidad bancaria habitual. Antes de dejarte tentar por las ofertas publicitarias, recurre a tu entidad bancaria a solicitar una tarjeta de crédito normal. Si te la deniegan por estar en el ASNEF habla con ellos explicando tu caso e intenta negociarlo. Si no es posible y no vas a abonar la deuda, presenta reclamaciones por escrito a la empresa que gestiona la base de datos con las alegaciones que demuestren que no deberías estar incluido. Por ejemplo, porque la deuda ya se abonó, porque el pago no era legal, etc.
  3. Cambiar de entidad presentando los recursos al fichero ASNEF. Una vez hayas enviado todos esos recursos y reunido la documentación acude a una entidad bancaria diferente y solicita la tarjeta de crédito que querías indicando, desde el primer momento que estás en dicho fichero. Asumirlo te hará un cliente más confiable y cuando se habla de crédito esto es realmente importante. Acompaña tu explicación de la documentación anterior y espera a que te den una respuesta.

Éstas son solamente algunas ideas que te ayudarán a evitar contratar productos que se venden como tarjetas de crédito con ASNEF y que son en realidad un servicio idéntico al tradicional, que solo se otorga si tienes capacidad de pago, y que tiene un mayor coste.