tarjetas viajes

10 MOTIVOS PARA USAR SIEMPRE TUS TARJETAS DE CRÉDITO CON SEGURO DE VIAJE

10 motivos para usar siempre tus tarjetas de crédito con seguro de viaje

Dicen que viajar es la única inversión que te vuelve más rico. En realidad, las experiencias vividas, el conocimiento de nuevas culturas e idiomas, o el mero hecho de ver con tus propios ojos eso que aparece en reportajes y guías, es algo que nos convierte en personas más sabias, de mente más abierta y más tolerantes. Sin embargo, más allá de lo positivo que resulte, una aventura de este tipo requiere de dinero y una buena planificación. Y hoy queremos mostrarte todas las ventajas que tiene utilizar tus tarjetas de crédito con seguro de viaje.

10 motivos inesperados por los que usar tarjetas de crédito con seguro de viaje

  1. Cancelación del vuelo con todo un paquete reservado con tu tarjeta. Aunque nadie piensa en la posibilidad de que le cancelen el vuelo, esta está siempre presente. Razones meteorológicas, huelgas de personal en el aeropuerto, un problema técnico en el avión o retrasos no previstos en la ruta anterior pueden ser algunas de las causas. Sin embargo, al pagar el billete con tarjetas de crédito con seguros de viaje puedes obtener una compensación económica que si bien no te devolverá las vacaciones, hará más sencillo el proceso de reservar otras.
  2. Retraso del vuelo y pérdida de conexión. Aún sin llegar a cancelar tu vuelo, el retraso de un avión puede suponer perder la interconexión con tu destino final. En estos casos, dependerá de tu tarjeta y del tipo de seguro, pero podría corresponderte una compensación parcial o total, o incluso podrían facilitarte los trámites para conseguir otra plaza y llegar al destino.
  3. Pérdida de maleta. Tampoco es una opción que entre en los planes de ensueño de un viaje, pero puede ocurrir. En este caso, tu compañía puede facilitarte las opciones para reclamar a la aerolínea y darte una compensación económica para que puedas restituir los objetos que iban en esta.
  4. Maleta deteriorada. En algunos aeropuertos no se presta la suficiente atención a la manipulación de equipajes y eso deriva en daños a las cosas que se transportan. Algunos seguros de viajes de las tarjetas de crédito incluyen una cobertura por estos incidentes.
  5. Robo del equipaje. La pérdida y robo de equipajes es otra de las cuestiones que más frecuentemente se incluyen como cobertura al utilizar tus tarjetas de crédito con seguro de viaje al abonar tu billete.
  6. Accidentes. No todos los países ofrecen una sanidad gratuita. En esos casos, si pagas los traslados con la tarjeta de crédito podrías obtener un reembolso de los gastos médicos que has tenido que abonar para casos como el que te explicamos a continuación.
  7. Problemas con el sistema sanitario. Más allá de accidentes en transporte público, puede pasar que enfermes en el lugar de destino. Algunas tarjetas de crédito con seguros de viaje ofrecen cobertura sanitaria de reembolso de los gastos ocasionados por ello.
  8. Malentendidos con la ley. Sobre todo en aquellos casos en los que viajas a países con idiomas distintos y que no conoces, pueden darse una serie de inconvenientes que pueden darte un buen susto. Si bien no es nada frecuente, sí que es verdad que cuando ocurre, no piensas en las estadísticas del 99% al que no le ha pasado. Para estos casos, algunas tarjetas con seguro incluyen la asistencia jurídica.
  9. Problemas de transporte. Las tarjetas de crédito con seguros de viaje pueden incluir asistencia en destino así como compensaciones económicas que te permitan buscar medios de transporte alternativos. Tienes que revisarlo en la cobertura específica del seguro de la tuya.
  10. Reserva en hoteles. Al igual que ocurre con el vuelo, si pagas la reserva de tu hotel con una tarjeta de crédito con seguros de viaje que incluya la cancelación de habitación podrías obtener un reembolso que te permita hacer una nueva reserva para disfrutar de tus vacaciones.

¿A qué esperar para usar tus tarjetas de crédito fáciles de tramitar con seguros de viaje?

Lo más ventajoso de apostar siempre por el pago con tarjetas de crédito fáciles de tramitar con seguros de viaje es el hecho de que no implican ningún coste adicional. Es decir, independientemente de si necesitas o no recurrir a ese seguro por las coberturas que incluye, el importe a abonar será el mismo. Además, recuerda que hablamos de tarjetas de crédito, por lo que tienes abierta la posibilidad de financiar el coste total en cómodos plazos. Así te resultará mucho más fácil vivir aventuras.