berlin

EL TíO GILITO

11/12/2019

Noviembre ha traído subidas generalizadas para casi todos los activos de riesgo entre mensajes continuos de que el acuerdo comercial entre China y EEUU estaba a punto de cerrarse.

 

No obstante, como cabía esperar con la bolsa americana haciendo nuevos máximos día tras día, en la primera semana de diciembre Trump dijo que realmente él no tenía ninguna prisa y que si el acuerdo se cerraba después de las elecciones americanas de finales de 2020 él no tenía ningún problema.

 

Esto alteró a los mercados, pero no tanto como habríamos imaginado en un principio. A juzgar por la reacción de los mercados nos atreveríamos a decir que a Trump ya se le ven los cantes cuando se tira un farol. Porque lo cierto es que no le da igual si no se firma ningún acuerdo hasta después de las elecciones y eso lo saben hasta en China, nunca mejor dicho.

 

Por lo demás, los datos económicos americanos siguen siendo mixtos pero decentes, apoyados por la fortaleza del consumidor y el empleo.

 

En cuanto a nuestra querida Europa, parece que los datos se están estabilizando y Alemania ha sido capaz de evitar la recesión gracias a un “brillante” crecimiento de +0,1% en el trimestre. Eso ha bastado para que el gobierno alemán diga que no hacen falta medidas de estímulo por parte del gobierno.

 

No está muy de acuerdo con eso la nueva presidenta del BCE, Christine Lagarde, que ha venido a decir que los políticos están muy cómodos porque los bancos centrales están haciendo el trabajo sucio, pero que ya va siendo hora de que hagan algo ellos también.

 

En concreto habló de la inversión en infraestructuras, porque considera que no solo supondría un estímulo a corto plazo, sino que también aumentaría la competitividad de la economía a largo plazo.

 

Sus reflexiones son especialmente acertadas en el caso de Alemania. Hagamos un repaso para ver porqué: Alemania tiene una infraestructura mejorable, mucha menos deuda que muchos otros países, su economía está prácticamente en recesión y, por si fuera poco, ¡le pagan dinero por pedir prestado a 10 años!

 

Si los alemanes no quieren estimular la economía ahora, no está claro cuando querrán hacerlo. Lo que sí está claro es que cada vez se parecen más al Tío Gilito.

 

Pero bueno, sea correcto o no, Alemania y Trump harán lo que les dé la gana. Igual que los ingleses, que tienen elecciones esta semana. Mientras, nosotros seguiremos a lo nuestro, ahorrando e invirtiendo mensualmente en los activos en los que nuestro horizonte temporal nos permita.

 

 

¿AÚN NO ESTÁS SUSCRITO A INVERTIPS?

No te pierdas nada de nuestra newsletter sobre actualidad, lecciones y curiosidades de inversión. ¡No tienes que ser cliente de EVO!

 

 ¡SUSCRÍBETE YA!

 

ENCUENTRA TU FONDO DE INVERSIÓN
FONDO INTELIGENTE EVO
OTROS FONDOS Y VALORES
PLAN DE INVERSIÓN INTELIGENTE EVO