campo verde

¿Qué le decimos al dios de la muerte?

11/06/2019

La volatilidad siempre vuelve”, decíamos el mes pasado, y mayo lo ha demostrado con caídas cercanas al -7% en todos los índices bursátiles.

¿Es esto mucha caída?, pues la verdad es que no.

“¡Estos no deben haber perdido un -7% en su vida, porque desde luego a mí me está doliendo!”, pensareis algunos. Pues sí lo hemos perdido y sí nos duele, pero eso no quita que un -7% sea un resultado muy normalito.

Para entender por qué, basta con un ejemplo histórico: solo ha habido 5 años de los últimos 70 en los que el S&P 500[1] no haya caído más de un -10% desde máximos y pese a ello ha obtenido una gran rentabilidad en agregado. Por lo tanto, por mucho que duela, esas caídas son lo que tendríamos que esperar 9 de cada 10 años.

El problema es que tanto la prensa como la naturaleza humana suelen reforzar la tendencia de los mercados: cuando suben refuerzan la subida y cuando bajan refuerzan la bajada; y eso cambia nuestra percepción de las cosas.

Incluso tras la caída de mayo las bolsas mundiales han subido más de un +7% en el año. Esa subida es más o menos la que llevábamos hace unos meses, pero entonces íbamos para arriba y parecía que nos íbamos a comer el mundo y hoy vamos para abajo y hay gente hablando del fin del mundo.

En la antigua Roma, cuando un general victorioso entraba en la ciudad aclamado por el pueblo, uno de sus siervos siempre iba detrás diciéndole: “Memento mori”[2], con el objetivo de que no cayera en la soberbia.

Igual que ese siervo, nuestro trabajo en estas líneas siempre va a ser el de actuar de contrapeso a la prensa y a la naturaleza humana: bajarnos los pies a la tierra cuando todos pensemos que nos vamos a comer el mundo y darnos fuerza cuando todo esté negro.

Porque lo cierto es que ni nos íbamos a comer el mundo en abril ni nos vamos al garete ahora.

Pero bueno, tras esta reflexión más propia de nuestros artículos de finales de mes, volvamos a donde estábamos hace un mes, el final de Juego de Tronos. La serie se ha acabado, igual que el mandato de Theresa May, pero lo que no termina es el Brexit. Por muy bien que nos haya salido la analogía entre ambos, visto lo visto, igual deberíamos haberla hecho con “La historia interminable” o el conejito de Duracell...

No obstante, sin faltarle al respeto a Theresa, aquí el prota es Trump. Tras su aumento de decibelios de principios de mayo, China decidió aumentar también los suyos y el resultado ha sido que Trump ha metido a Huawei en su lista negra.

Muchos habréis leído que los teléfonos móviles de Huawei no van a poder acceder a las aplicaciones de Google, pero eso es solo la punta del iceberg, la realidad es que nadie va a poder venderle tecnología americana a Huawei. Al meter a Huawei en el asunto, cabe la posibilidad de que esto pase a ser algo más que una guerra comercial y por eso lloraron los mercados en mayo.

No obstante, sus llantos fueron escuchados por mamá, es decir, el banco central americano, que tras decir hace solo un mes que no iba a bajar tipos, ahora ha dejado abierta la puerta a bajar tipos este año. ¿El objetivo?, que estemos todos contentos aun con Trump aguándonos la fiesta.

“Donde dije digo, digo Diego” o “El que no llora no mama” son refranes que nos vienen a la cabeza tras el último comunicado de la Fed.

Sin embargo, no usaremos ninguno de los dos. Si en abril debíamos decir: “Memento mori” y recordar que todos somos mortales; ahora toca hacer lo contrario con nuestra frase favorita de Juego de Tronos:

“¿Qué le decimos al dios de la muerte?”

“Hoy, no”

 

[1] El índice bursátil más utilizado en EEUU y el mundo, compuesto por las 500 empresas más grandes de EEUU.

[2] Recuerda que morirás

¿AÚN NO ESTÁS SUSCRITO A INVERTIPS?

No te pierdas nada de nuestra newsletter sobre actualidad, lecciones y curiosidades de inversión. ¡No tienes que ser cliente de EVO!

 

 ¡SUSCRÍBETE YA!

 

TÚ ELIGES DÓNDE, CÓMO Y CUÁNDO INVERTIR

ENCUENTRA TU FONDO DE INVERSIÓN
FONDO INTELIGENTE EVO
OTROS FONDOS Y VALORES
PLAN DE INVERSIÓN INTELIGENTE EVO