correr estancarse

la reina roja

03/05/2019

Alicia no podía hablar aunque quisiera, y solo oía los gritos de la Reina “¡más rápido, más, más…!” mientras la llevaba en volandas

Alicia, sorprendida, observó alrededor:

- ¿Cómo es eso? Parece que no nos hemos movido del sitio, de este mismo árbol. Como antes.

- Eso es. Naturalmente que si – afirmó la Reina.

- Es extraño. En mi país, cuando se corre tan rápido y durante tanto tiempo, siempre se llega a algún sitio.

- Pues será un país muy “lento” el tuyo – replicó la Reina-. Aquí es preciso correr mucho para permanecer en el mismo lugar y para llegar a otro hay que correr el doble de rápido.

Alicia a través del espejo”, Lewis Carroll

 

En la segunda entrega del clásico de Lewis Carroll, Alicia se encuentra que en el mundo de la Reina Roja tienes que correr mucho solo para quedarte en el mismo sitio y se sorprende porque eso no pasa en nuestro mundo, pero un momento, ¿realmente no pasa en nuestro mundo?

Desde luego que sí. Pasa con nuestras finanzas personales y ahorro. Como todo lo que ingresamos nos lo gastamos en vez de ahorrarlo, cada vez tenemos que esforzarnos más para intentar ahorrar algo. No obstante, cuando lo conseguimos, aumentamos nuestro consumo, nos damos ese capricho y nos lo volvemos a gastar, por lo que tenemos que esforzarnos aún más para seguir sin ahorros. Igual que en el mundo de la Reina Roja nos hemos esforzado mucho para seguir en el mismo sitio.

Ya hemos hablado en el pasado sobre porque es tan difícil ahorrar. En concreto sobre las excusas que nos ponemos para no ahorrar y sobre una razón importante por la que no lo hacemos.

Lo que todavía no hemos explicado en detalle es porque es tan importante ahorrar. Todos hemos oído que es importante y lo sabemos… Sin embargo, es mejor que hablemos sobre algunas de las razones por las que hay que ahorrar, ya que así podremos hacerlo con mayor convicción pese a lo que mola gastar.

Una razón es un simple análisis de beneficio/coste. Con solo pensarlo un poco, está claro que los costes de no ahorrar son mucho mayores que los de ahorrar mucho. Si ahorramos poco y nos quedamos sin dinero, en la jubilación o en cualquier otro momento, tendremos que recurrir a medidas extremas para subsistir.

Por el contrario, si nos pasamos de frenada ahorrando y nos encontramos con demasiado dinero en unos años, seguro que a todos se nos ocurrirán una o dos formas de enmendar semejante error… y los que no tengan ideas siempre pueden pedir ayuda en sus grupos de Whatsapp.

Otra razón es que el ahorro es un paso necesario para empezar a invertir y la combinación de ahorro e inversión es lo que nos puede llevar a tener otro sueldo.

Podríamos pensar muchísimas razones más, pero en el fondo muchas de ellas seguirán una regla básica que a muchos nos han enseñado nuestros padres de pequeños: es mejor tenerlo y no necesitarlo, que necesitarlo y no tenerlo.

Ahora que ya tenemos claras algunas razones por las que ahorrar, es momento de dejarse de tonterías y empezar a hacerlo, pero ¿cómo dejamos de correr en el mundo de la Reina Roja? Eso lo veremos en nuestro próximo artículo donde, por fin, tras mucho tiempo hablando de porqué es tan difícil ahorrar, pasaremos a la acción y hablaremos de cómo hacerlo.

Hasta entonces vayamos interiorizando las razones por las que hay que ahorrar, para que dentro de un mes estemos preparados y sin excusas.

¿AÚN NO ESTÁS SUSCRITO A INVERTIPS?

No te pierdas nada de nuestra newsletter sobre actualidad, lecciones y curiosidades de inversión. ¡No tienes que ser cliente de EVO!

 

 ¡SUSCRÍBETE YA!

 

ENCUENTRA TU FONDO DE INVERSIÓN
FONDO INTELIGENTE EVO
OTROS FONDOS Y VALORES
PLAN DE INVERSIÓN INTELIGENTE EVO