piramide

 

 

ALGO MUY, MUY GRANDE

31/01/2022

 

Hace unos 20 años, el Atlético de Madrid hizo un anuncio en el que un niño le preguntaba a su padre: “Papá, ¿por qué somos del Atleti?”. Dado que el padre no tenía respuesta posible, la pantalla se ponía en negro y en un par de frases decían: “No es fácil de explicar. Pero es algo muy, muy grande.”


Hoy ese anuncio parece ridículo, dado que el Atleti ha sido uno de los mejores clubes de Europa en la última década. Lo que pasa es que cuando hicieron ese anuncio, el Atleti estaba en Segunda División y era normal que un niño pidiera explicaciones a sus padres por el sufrimiento.


Evidentemente, nuestras primeras experiencias con algo sientan las bases de nuestras expectativas. Por eso alguien que solo ha vivido un boom piensa que el pleno empleo y que te suban el sueldo todos los años es un derecho divino, mientras que alguien que ha vivido una posguerra no tira comida nunca en su vida.


¿Aplica esto también en los mercados?


Pues claro, y nos puede llevar a sacar las conclusiones equivocadas. Por ejemplo, alguien que invirtiera 10.000€ por primera vez en su vida en marzo de 2020 en el índice de la bolsa global, tuvo la siguiente experiencia en los siguientes 21 meses[1]:

 

Patrimonio invertido en el MSCI World NR USD 2020

 

Nadie puede culpar a esta persona por pensar que invertir en bolsa es una forma fácil y rápida de ganar dinero, pero está claro que le falta perspectiva. Si no, que se lo pregunten a alguien que hizo la misma inversión, pero en marzo de 2000 y vivió esto en los siguientes 9 años[2]:

 

Patrimonio invertido en el MSCI World NR USD 2000

 

Nadie puede culpar a esta persona por pensar que invertir en bolsa es una forma fácil y lenta de perder dinero. De hecho, seguro que en marzo de 2009 más de uno le preguntó a su pareja:Cariño, ¿por qué invertimos en bolsa?”.


¿Quién tiene razón? Evidentemente ninguno de los dos, porque alguien que invirtió 10.000€ en bolsa hace 30 años y no ha vendido, ha vivido los periodos de ambos, y muchos más, y ha tenido una experiencia distinta y más completa que la de ambos[3]:

 

Patrimonio invertido en el MSCI World NR USD 1992

 

Esa experiencia completa nos enseña que invertir en bolsa no es un método rápido de ganar dinero, pese a lo que le pueda parecer a los inversores más recientes. Ya hemos visto en varias ocasiones que el interés compuesto tarda décadas en dar sus verdaderos frutos. ¡Décadas!


Pero también nos enseña que invertir en los mercados sí es un método “fácil” de ganar dinero. Al menos en el sentido de que una vez que hemos aplicado un método de inversión automatizado y periódico, solo tenemos que confiar en que el ingenio humano haga crecer nuestra inversión en el largo plazo[4]. No necesitamos nada más. El dinero trabaja por nosotros. ¡Él solo!


Concluyendo, solo una perspectiva histórica y completa de la bolsa nos puede decir lo que debemos esperar. Esta perspectiva nos dice que las rentabilidades de la bolsa global en los últimos años han sido muy buenas y no podemos usarlas como nuestra expectativa en el futuro.


Lo bueno es que esta misma perspectiva también nos dice que el resultado de invertir en bolsa durante décadas, como decía el anuncio del Atleti: “No es algo fácil de explicar. Pero es algo muy, muy grande.

 

 

 

[1] Una rentabilidad total de +79% en 21 meses, que se traduce en un +39,4% anualizado.

[2] Una rentabilidad total de -35% en 108 meses, que se traduce en un -4,6% anualizado.

[3] Una rentabilidad total de +923% en 360 meses, que se traduce en un 8% anualizado.

[4] Eso es lo difícil, tener la paciencia de esperar décadas y la sangre fría de no vender cuando todo el mundo se está volviendo loco.

 

 

¿AÚN NO ESTÁS SUSCRITO A INVERTIPS?

No te pierdas nada de nuestra newsletter sobre actualidad, lecciones y curiosidades de inversión. ¡No tienes que ser cliente de EVO!

 

 ¡SUSCRÍBETE YA!

 

BRÓKER INTELIGENTE EVO
FONDO INTELIGENTE EVO
OTROS FONDOS Y VALORES
PLAN DE INVERSIÓN INTELIGENTE EVO